Septiembre 18, 2017

El Telégrafo

El déficit fiscal de 4,7% afectaría al riesgo país

 

El déficit fiscal dentro del Presupuesto General del Estado (PGE) de este año, establecido en $ 4.795 millones, afectaría en el índice de riesgo país dificultando las posibilidades del Gobierno para acceder a financiamiento. Así concluye un informe de la consultora internacional Coface, especializada en seguros de crédito y análisis del riesgo de impago. Pedro Sánchez, gerente general de la firma en Ecuador, explicó a EL TELÉGRAFO que tener un déficit abultado “podría poner en riesgo la posibilidad del país para cubrir con las obligaciones que tiene de endeudamiento en el mercado internacional”. El riesgo país mide la probabilidad que tiene un país de pagar y cumplir las obligaciones adquiridas de deuda soberana en los mercados financieros internacionales. También influyen otros factores como el precio internacional del petróleo y el clima político. Cifras del Banco Central del Ecuador (BCE) muestran que del 13 de agosto al 6 de septiembre(último dato disponible) el indicador fluctuó entre 643 y 645 puntos. (Ver infografía). Coface cita a la calificadora de riesgo JP Morgan, según la cual el riesgo país de Ecuador es de aproximadamente 640 puntos, el segundo más alto de Latinoamérica, luego de Venezuela. “En la medida en que el déficit fiscal no se llegue a reducir el riesgo país tampoco va a bajar”, puntualiza Sánchez. Pero, ¿qué alternativas tiene el Gobierno? A corto plazo la opción es bajar el gasto de capital con menor inversión pública, agrega. En días pasados el ministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre, en entrevista con este Diario reiteró que se procederá de esa manera porque en la última década ya se construyó la infraestructura necesaria que hoy debe estar orientada a apuntalar la reactivación productiva. Sánchez, además, apunta a disminuir el gasto público haciendo un examen profundo al rendimiento de todas las instituciones públicas, con el fin de hallar los espacios donde puedan realizarse ajustes, sin perjudicar al pago de remuneraciones de maestros, policías y médicos. Un punto de partida es el decreto de austeridad, emitido el 1 de septiembre, con 24 medidas que si bien no representan un ahorro cuantioso, son un primer paso hacia la racionalización del gasto. Incrementar los ingresos tributarios es otra de las opciones, sin que implique crear nuevos impuestos o aumentar tarifas, sino con reformas tributarias que estimulen a la producción nacional y generen más exportaciones frente al aumento de las importaciones. El porcentaje de deuda frente al PIB: ‘ni bueno ni malo’ Coface aborda por último el nivel actual de la deuda pública que a junio de este año, según el Ministerio de Finanzas, alcanzó el 29,4% frente al PIB. La cifra es cuestionada por algunos sectores porque no suma todos los pasivos del Estado. “El porcentaje que la deuda representa con relación al PIB no es ni bueno ni malo per se”, sostiene la consultora. Lo importante es mirar la estructura de la deuda y cuánto representa el servicio dentro del Presupuesto General del Estado. En la actual proforma el servicio de la deuda está en alrededor del 5% del PIB superando a las asignaciones para salud y educación. Entonces la discusión no debe enfocarse únicamente en cuánto adeuda Ecuador, sino en qué condiciones adquirió esas obligaciones. “Hay países desarrollados que tienen porcentajes muy altos de deuda/PIB, llegando incluso a superar el 100%, pero su deuda es de largo plazo y a tasas de interés bajas, que hacen sostenible el esquema de financiamiento”, recoge el estudio. Para aliviar la carga, De la Torre ha anunciado que Ecuador buscará reemplazar la deuda cara por una más barata. No se trata de una renegociación sino de reestructuración, a lo cual Sánchez observa como un mecanismo adecuado que más adelante permitirá al país negociar en mejores condiciones. Por otra parte, Sánchez considera que por la situación que aún vive la economía probablemente el Gobierno hará una nueva emisión de bonos para obtener recursos que paguen los gastos del último trimestre del año.

 

 

El Telégrafo

Septiembre 18, 2017

“Si los bancos no migramos a lo electrónico, vamos a quedar fuera”

 

Cuando Efraín Vieira asumió la presidencia ejecutiva del Banco del Pacífico, a mediados de 2013, se sorprendió al saber que en ese último año se instalaron apenas 20 nuevos cajeros automáticos. Impulsado por la necesidad de innovar y modernizar la banca y con conocimientos del fintech (servicios financieros con nuevas tecnologías), el siguiente año colocó 212 cajeros en todo el país. “Yo visualizo que si los bancos -que tenemos una operación muy tradicional- no migramos y cambiamos a esquemas de transacción electrónica, vamos a quedar fuera del juego”, destacó Vieira en un diálogo con EL TELÉGRAFO. El desarrollo tecnológico del banco ha sido una de las vías que le ha permitido ganar espacio en el mercado ecuatoriano. El Banco de Pacífico nació hace 45 años como una iniciativa privada de Marcel Laniado de Wind, quien redirigió la innovación tecnológica de la institución. A raíz de la crisis económica de 1999 y la dolarización en 2000, la entidad pasó a manos del Estado y desde 2001 quedó como una banca de derecho privado, pero con el Banco Central del Ecuador como accionista público. En 2013, este lugar lo ocupó la Corporación Financiera Nacional (CFN). Actualmente la entidad es una institución financiera pública y ocupa el segundo lugar en el país por el monto de sus activos, superada únicamente por Banco Pichincha (ver infografía). *Haga click en la imagen para agrandarla Desde enero hasta agosto de este año la entidad generó $ 45 millones de utilidades, monto que supera la cifra del cierre del año pasado. Vieira no deja de mencionar que los logros alcanzados han sido gracias al equipo de 3.100 personas que laboran en el banco. “Es fundamental que los bancos migren sus transacciones a lo electrónico. Del 100% de nuestras transacciones, el 85% son electrónicas. Cuando yo veo mis cajas vacías en lugar de preocuparme me da felicidad”, dijo el ejecutivo. Adicionalmente a los cajeros comunes, el Pacífico también apostó por los ‘multifunción’ que permite hacer pagos de los servicios de agua potable y luz; así como transferencias, retiros y depósitos en efectivo o en cheques. “Cuando un alcalde de una ciudad pequeña me llama y me dice: ‘Quiero una agencia’, le respondo que no es necesario y que solo necesita un sitio con seguridad y uno de estos cajeros. Al inicio se resisten, pero cuando conocen bien el equipo, quedan felices”, contó Vieira. Los cajeros multifunción se complementan con el sistema de ‘depósito ágil’, máquina escáner que deposita automáticamente el valor del cheque de cualquier entidad sin necesidad del físico. Y el próximo 1 de octubre arrancará un plan piloto denominado ‘crédito ágil’, que permitirá acceder a préstamos de consumo de hasta $ 5.000. Bancarización para los mercados En este sentido, Vieira anunció que “el banco está haciendo un cambio importante en su visión. Hoyqueremos bajar del sector corporativo al tema de microfinanzas”. El presidente del banco recordó que un primer paso se dio en 2016, cuando apoyaron a los maiceros con aperturas de cuenta y otorgamiento de créditos. La siguiente etapa será ingresar a los mercados de abastos para ofrecer préstamos a las asociaciones de comerciantes. El lanzamiento de este plan piloto será a finales de este mes. “Esto es bastante disyuntivo porque la entidad no había tenido una visión en esa área. Es un grupo mayoritario que requiere la bancarización y considero que nosotros podemos hacerlo”. Por otra parte, Vieira recalcó que el Banco de Pacífico es un jugador activo dentro de la iniciativa del dinero electrónico, ya que está comprometido con el programa desde su lanzamiento en 2014 y apoya las iniciativas que busquen el desarrollo socioeconómico del país y la bancarización. Vieira comparó el ingreso del dinero electrónico con el de la tarjeta de crédito cuando por temor a lo desconocido la gente no la utilizaba, pero considera que ese escenario va a cambiar. “La gente no lo quiere usar, pero quien motiva su uso es el agente del establecimiento. Con las tarjetas generamos un esquema de compensación para que los agentes del establecimiento pidan su uso, así que el dependiente es el llamado a pedir la utilización del dinero electrónico ahora”. Respecto a este punto, el Banco del Pacífico cuenta con más de 30.000 establecimientos comerciales con los que efectúa transacciones por medio de sus tarjetas de crédito y débito. Tras el anuncio presidencial de que el dinero electrónico será manejado por la banca privada, Vieira indicó que el escenario aún no es claro. “Hay que ver si se define el acceso al sistema que tiene el Banco Central y si desde la banca privada se va a tener ese mismo acceso. Eso no está claro todavía, mientras tanto, nosotros vamos a seguir apoyando el sistema actual”. Facilidades para los millennials Los jóvenes son otro público objetivo del Banco del Pacífico. Los proyectos dirigidos hacia ellos, según Vieira, permitirán que el banco continúe en la senda de crecimiento. Asimismo, visualiza a un banco digital. “En ese sentido, fuimos los primeros en lanzar un esquema de banca omnicanal”. Este sistema permite que el usuario realice transacciones mediante diferentes canales, por ejemplo, de un celular a una computadora, sin interrumpir la operación y sin que el usuario tenga un ambiente distinto. Esta herramienta le permitió a Vieira lanzar la aplicación Cuenta Smart, dirigida a los millennials de hasta 25 años, quienes ahora pueden abrir cuentas corrientes sin necesidad de acercarse a un banco. Aunque el piloto proyectó captar 100 usuarios al mes, obtuvieron 2.000. Actualmente tienen 8.841 aperturas bajo esta modalidad.

 

 

El Comercio

Septiembre 18, 2017

El petróleo se vendía a ciegas

Por César Augusto Sosa

 

El petróleo ecuatoriano se está vendiendo a un precio menor al que el mercado estaba dispuesto a pagar. Esa es la primera conclusión que dejó la licitación de 2,16 millones de barriles de crudo Oriente en el mercado ‘spot’, realizada la semana pasada por Petroecuador. La licitación es una herramienta que genera competencia y permite transparentar los precios. Sin embargo, se convirtió en una palabra casi prohibida durante la última década, cuando la adjudicación directa de contratos fue política de Estado. El Gobierno anterior adjudicó contratos directamente, sin ningún concurso. Decidió con qué empresas negociar y, en medio de un secretismo, estableció el diferencial o castigo que debía tener el crudo ecuatoriano en los contratos a largo plazo, principalmente con empresas chinas. Entre el 2014 y julio del presente año, el castigo que se aplicó al precio del crudo Oriente ecuatoriano osciló entre USD 5 y 7 por barril. Nadie se enteró si ese diferencial respondía a factores de mercado. La licitación de la semana pasada dejó al descubierto que las empresas comercializadoras o ‘traders’ estaban dispuestas a pagar más de USD 4 por el crudo ecuatoriano. Petroecuador vendió el mes pasado el crudo Oriente en USD 44 por barril, mientras el crudo marcador, el West Texas Intermediate (WTI) se cotizó en USD 48. Con la licitación de la semana pasada, la empresa ganadora pagará por el crudo Oriente USD 0,51 más que el WTI. Si las cotizaciones se mantuviesen, eso significaría que Petroecuador recibirá USD 48,51 por cada barril del cargamento que salió a licitación. Y hay que considerar que el volumen que sacó a licitación Petroecuador fue muy pequeño y se entregará en apenas tres meses. Un contrato a más largo plazo y de mayor volumen, como son los contratos con empresas chinas, resulta más atractivo para cualquier compañía, lo que supondría un premio mayor. La falta de licitación en la venta de petróleo fue como vender el petróleo a ciegas. Última Hora 16:19 Unión Española representará a Ecuador en la Copa Libertadores femenina 16:17 Linkin Park homenajeará a Chester Bennington con un concierto en Los Ángeles 16:16 Organizaciones sociales y sindicales de Cotopaxi marcharán en apoyo a posible consulta popular 16:10 Facebook colabora con investigador de injerencia rusa en elecciones de EE.UU

 

El Comercio

Septiembre 18, 2017

Pedido empresarial de reducir impuestos sigue en análisis

 

El Servicio de Rentas Internas (SRI) tiene las cifras sobre el potencial impacto de la eliminación del anticipo al Impuesto a la Renta y del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD). El sector privado solicitó, en los diálogos del Consejo Consultivo Productivo y Tribu­tario, que se diera de baja a estos impuestos o, al menos, que se aplicara algún ajuste en su fórmula de cálculo. Según Leonardo Orlando, director del SRI, quitar los dostributos representaría USD 1 313 millones menos para el Estado. La información la dio a conocer a este Diario en la mesa tributaria del Consejo, que se realizó en Quito. El funcionario explicó que así sea una eliminación total o parcial los efectos para el país son elevados. “USD 233 millones es el impacto que hemos cuantificado que tendría la medida relacionada con el anticipo del Impuesto a la Renta y USD 1 080 millones, el ISD”. La ministra de Industrias y presidenta del Consejo, Eva García, indicó que está abierta a que se revise la metodología de cálculo del anticipo al IR y establecer ciertas variaciones a sectores que incorporen mayor valor agregado nacional a sus productos. García dijo que se presentaron más de 1 400 propuestas del sector privado. El pasado miércoles, en un encuentro empresarial, indicó que el 31% de pedidos corresponde a la revisión del anticipo al Impuesto a la Renta. Para los empresarios, los ajustes tributarios, principalmente en ambos impuestos, son prioritarios para la reactivación de la economía. Así lo indicaron en los diálogos público-privados de las 26 mesas sectoriales del Consejo, que terminaron el 1 de septiembre. Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias y Producción (CIP) e integrante del Consejo, detalló que la eliminación del impuesto mínimo y la modificación en la fórmula de cálculo del anticipo de Impuesto a la Renta, así como la eliminación gradual del ISD y la derogación del impuesto generado en la Ley de Plusvalía son propuestas prioritarias para atraer inversiones y aumentar las tasas de empleo en el Ecuador. Martínez insistió en que los ajustes propuestos sobre el Impuesto a la Renta buscan que el SRI grave como renta “exclusivamente a las utilidades que genera el contribuyente” y que se devuelvan los excesos generados con el pago del anticipo mínimo. Orlando, sin embargo, aseguró que no se puede anunciar una futura reforma. Todo dependerá de que el Ejecutivo acoja o no las propuestas. El titular del SRI indicó que si bien el país está en un proceso de diálogo, el Estado demanda de “la contraparte la corresponsabilidad y los compromisos para proponer soluciones” y así impulsar la producción y el empleo en el país. Desde el SRI tampoco se indicó si se harán cambios legales antes de que se apruebe la Pro forma presupuestaria 2018. La Asamblea dio luz verde a la del 2017, el 31 de agosto. El presupuesto para el 2017 es de USD 36 818 millones y se prevén ingresos tributarios por unos USD 14 760 millones. El SRI aseguró que sí alcanzará este objetivo, que no solo incluye los impuestos que recauda el ente sino también los que provienen de Aduana. Para el 2018, la meta deberá tomar en cuenta los posibles ajustes que puedan realizarse a través de una reforma. De concretarse, esta podría remitirse con el carácter de económico urgente a la Asamblea. De hecho, el Legislativo se está preparando antes de la llegada de cualquier proyecto. Édison Garzón, integrante del Consejo, indicó que el pasado miércoles se reunió con el presidente del Legislativo, José Serrano, quien conoció los avances sobre las propuestas. En la cita se definió que a las 17:00 de hoy, Serrano, su equipo de trabajo y los integrantes del Comité del Consejo analizarán el borrador de propuestas ya sistematizadas. La idea, según Garzón, es que antes de que el documento sea enviado al Ejecutivo, pueda definirse cómo se dará trámite a esos pedidos. Si el Presidente de la República remitiera un proyecto al Legislativo, la mesa que lo reciba seguirá trabajando para su aprobación. Para mañana está previsto el análisis del documento definitivo con las propuestas y el miércoles se entregará a la Presidencia de la República. Iván Carvallo, secretario ad hoc del Consejo, explicó que el Ejecutivo revisará el texto durante una semana. Para el próximo 26 de septiembre se tiene prevista una ceremonia de presentación formal al presidente Lenín Moreno. Si bien el ajuste para ambos impuestos fue repetitivo en las mesas, también se plantearon otros cambios tributarios. La Federación de Cámaras Binacionales de Comercio propuso la eliminación del Impuesto a la Renta en la venta de acciones. Miguel Ángel Puente, titular de este gremio, señaló que cuando una persona hace una inversión ya paga el IR. Pero cuando vende las acciones tiene que volver a cancelar sobre el valor de la utilidad que obtuvo por esta transacción. Del lado de la economía popular y solidaria también hubo pedidos. Lucía Calderón, presidenta de la Confederación de Cámaras Provinciales de la EPS e integrante del Consejo, indicó que su sector busca una reducción en la retención del impuesto al valor agregado (IVA) cuando las entidades públicas les contraten.

 

 

El Tiempo

Septiembre 18, 2017

El banano ecuatoriano lidera el mercado ruso

 

El banano ecuatoriano no tiene competencia en Rusia, donde copa hasta el 94 por ciento de mercado, y los exportadores del Ecuador están decididos incluso a reforzar su ya aplastante liderazgo, según señalaron en la feria de alimentación WorldFood 2017 inaugurada en Moscú.

“Aspiramos a seguir fortaleciendo nuestra presencia aquí. Rusia es para nosotros un país muy importante y estratégico”, observó el director de la Asociación de Exportadores del Banano del Ecuador, Acrobanec, Richard Salazar.
La patronal dirigida por Salazar firmó en Moscú un memorándum de entendimiento con la Asociación de importadores de frutas y verduras de Rusia, un marco que busca mejorar la ya excelente cooperación entre los dos países en el ámbito del comercio agroalimentario.
“Rusia representa alrededor del 24 por ciento del total de exportaciones del banano de Ecuador”, subrayó Salazar la importancia del mercado ruso para su país.
El embajador ecuatoriano en Moscú, Julio Prado Espinosa, explicó que, pese al dominio actual del plátano ecuatoriano, “con la firma del memorándum queremos consolidar las exportaciones del banano a Rusia, y además, acrecentar ese flujo”.
“Entre el 92 y el 94 por ciento del mercado de plátano en Rusia lo copa Ecuador. Esperamos crecer un tres por ciento este año y hay que destacar que se ha crecido tanto en ventas como en volumen de negocio”, agregó.
Prado Espinosa destacó que el plátano ecuatoriano ha logrado mantenerse y el objetivo es seguir creciendo en Rusia, “pese a la crisis que hay en el mercado del banano en todo el mundo, debida a la sobreoferta de productores”.
La Oficina Comercial del Ecuador en Moscú, ProEcuador, también quiere aprovechar la sinergia de los exportadores del banano para impulsar en Rusia las ‘chips de plátano’, conocidas como ‘chifles’.
Cerca de 1.500 firmas de 64 países de todo el mundo han traído sus productos a la WorldFood Moscow 2017, la segunda feria de alimentación más importante de Rusia, que es visitada todos los años por más de 30.000 personas entre empresarios y particulares.
El mercado ruso de la alimentación vive desde hace tres años un cambio histórico marcado por la adopción por parte de Rusia de un embargo a productos perecederos procedentes de la Unión Europea, además de EE.UU., Japón, Australia y Canadá, entre otros.

 

 

 

 

El Universo

Septiembre 18, 2017

Venezuela empieza a reportar el precio de su crudo en moneda china

Venezuela empezó el viernes a reportar el precio de venta de su crudo en moneda de China y no en dólares de Estados Unidos, como tradicionalmente se hace en los mercados petroleros mundiales.

El presidente socialista Nicolás Maduro había adelantado que su país comenzará a utilizar una cesta de monedas diferentes al dólar para hacer sus pagos internacionales, cómo una vía para sortear las sanciones financieras impuestas por el Gobierno de Donald Trump y que Venezuela ha calificado como un bloqueo.

Por décadas el país petrolero reportó al final de la semana el precio promedio de su cesta de crudo y productos valorado en dólares. Pero el viernes el ministerio de Petróleo presentó el precio en yuan y proporcionó un tipo de cambio de referencia para hacer la conversión a dólar.

Entre la semana del 11 al 15 de septiembre el crudo local promedió 306,26 yuanes (CNY por sus siglas internacionales), o 46,76 dólares por barril (dpb). El precio se recuperó con respecto a los 300,91 yuanes de la semana previa, equivalentes a 46,15 dólares.

PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios hechas por Reuters, con los que se buscaba aclarar si las ventas de crudo del país siguen cobrándose en dólares o si hay algún plan para modificar ese esquema.

El Gobierno ha denunciado que, a raíz de las sanciones, los bancos estadounidenses se han rehusado a recibir fondos públicos para pagos de importaciones o servicio de deuda. También ha dicho que han tenido dificultades para vender y cobrar sus barriles de petróleo, la mayor fuente de ingresos.

Cobro en euros

En un breve encuentro con la prensa el jueves, el ministro de Finanzas Ramón Lobo adelantó que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) “viene trabajando” en un esquema para cobrar sus ventas de crudo en euros, aunque no dio detalles, ni se refirió a transacciones en yuanes.

La petrolera adelanta conversaciones con algunos de sus socios en empresas mixtas que operan en sus yacimientos de crudo para gestionar las transacciones de rutina en euros, en lugar de dólares, dijeron dos operadores en Venezuela. Pero la discusión todavía no ha llegado a la modificación de los contratos.

En el 2008, PDVSA dijo que empezó a utilizar el euro para algunas ventas de petróleo. Pero su impacto fue muy limitado ya que la mayoría de los contratos tienen como referencia el dólar, incluso hasta en las fórmulas de precios

 

 

El Universo

Julio 18, 2017

Empresas británicas piden acuerdo de transición de tres años para el Brexit

Los líderes empresariales de compañías como BT y Centrica plantearon que quieren un acuerdo de transición de tres años para el Brexit con el fin de proteger los empleos en Reino Unido y Europa.

En una carta presentada por la Confederación de la Industria Británica (CBI), más de 100 empresas que emplean a más de un millón de personas en Reino Unido y la Unión Europea dijeron que necesitan tomar decisiones ahora sobre inversiones que afectarán a los empleos en el futuro.

“Hasta que puedan acordarse disposiciones transitorias y negociaciones comerciales el riesgo de que no haya un acuerdo sigue siendo real y hay que planearlo, con las consecuencias inevitables para los empleos y el crecimiento de ambas partes”, dijo.

Bruselas ha dicho que las conversaciones sobre las futuras relaciones comerciales con la UE sólo pueden empezar después de que los otros 27 miembros del bloque estén satisfechos con que se hayan hecho “suficientes progresos” en los términos de la salida. Reino Unido va a dejar la unión, con acuerdo o sin acuerdo, a finales de marzo de 2019.

La oficina de la primera ministra, Theresa May, causó consternación en la comunidad empresarial a principios de este mes cuando pidió a sus líderes que pusieran su nombre en una carta para apoyar la postura del Gobierno sobre el Brexit. La carta no se materializó.

“Las empresas en la UE y Reino Unido son claras: poder planear una transición de hasta tres años que evite el borde del acantilado es crítico para nuestra prosperidad colectiva”, dijo la carta organizada por el principal organismo comercial del país.