Previsiones ante siniestros y sugerencias

Quito, 15 de octubre de 2015

El Colegio de Economistas de Pichincha (CEP) reconoce la importancia de la información, recomendaciones y entrenamiento de las poblaciones de las zonas de la Sierra y de la Costa, así como las obras y medidas tomadas, para mitigar y atenuar los posibles efectos de damnificaciones de la erupción del volcán Cotopaxi y de la temporada del  Niño.

El CEP  considera que para garantizar  el aprovisionamiento de bienes esenciales en el consumo familiar y para salvar dificultades en la movilización de personas y carga; sería conveniente  recurrir a organismos internacionales especializados en ayuda.

Para atender efectos de esta naturaleza,  en Naciones Unidas  existe  la Oficina para la Coordinación de Desastres de Gran Magnitud (OCHA), a través de la cual puede gestionarse ante  la Cooperación Internacional bienes  y servicios necesarios para esta clase de emergencias, sin costo y/o con créditos de  mediano y largo plazo.

Con información y gestiones apropiadas en OCHA, podría obtenerse alimentos esenciales, como

  • Trigo ( para harina y pan)
  • Arroz, para complementar las existencias nacionales
  • Maíz, para complementar las existencias nacionales
  • Azúcar para complementar las existencias nacionales
  • Aceites y grasas.

También sería necesario disponer de carpas de campaña para refugios, puentes brailles, un barco hospital y medicinas.

Para transportar al país los alimentos y otros bienes mencionados se requieren barcos de los países de la cooperación que, a su vez, sirvan transitoriamente de bodega.

Entre las actividades nacionales conviene prever la organización de puentes aéreos para los lugares o zonas que podrían quedar aisladas.

El CEP se permite sugerir lo anterior como una alternativa para atenuar las damnificaciones a que están expuestas la población y la economía nacionales.