Marzo 31, 2017

El Expreso

El IESS suma deuda

En febrero, las cuentas por pagar del Seguro Social subieron en $ 25 millones. Los recursos servirán para construcciones

Más cuentas pendientes. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) incrementó la lista de deudas en febrero. A los 78,2 millones de dólares que contrató en julio de 2016, se suman 25 millones de dólares firmados el mes pasado.

El objetivo de los recursos, según el Ministerio de Finanzas, fue el mismo: construcción de hospitales y equipamiento de unidades médicas.

El informe de deuda externa, publicado por Finanzas cada mes, muestra que el 2 de febrero el IESS firmó un préstamo con el Consorcio NHQ a una tasa de interés del 3,00 % para financiar “construcciones parcialmente”. No hay detalles de las obras específicas que recibirán los fondos.

El reporte muestra que el mecanismo de pago tiene características especiales. El 50 % de la deuda (12,5 millones de dólares) se pagará 30 días después de “la firma del acta de entrega”. Los otros 12,5 millones, en cambio, se cancelarán en 24 meses.

EXPRESO consultó con el Seguro Social para obtener detalles de la transacción, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

La última vez que el IESS fue tras recursos externos fue en julio del año pasado. Richard Espinosa, presidente del Directorio de la entidad, explicó en septiembre que los créditos obtenidos no son fruto de la falta de dinero, sino de operaciones matemáticas lógicas. Es más rentable, aseguró el funcionario, porque las tasas de interés son competitivas.

En esa operación se firmaron dos créditos con el Deustche Bank Sociedad Anónima Española. El primero por 64,9 millones de dólares para la construcción y equipamiento del hospital Los Ceibos, en Guayaquil. El plazo de pago es de ocho años.

El segundo préstamo, firmado el mismo 28 de julio, fue por 13,3 millones, también a pagarse en ocho años. Los recursos fueron a la construcción de un hospital en Machala.

Para Omar Serrano, exdirector del Banco del IESS en representación de los afiliados, esos endeudamientos no son positivos. “Hay un problema en el manejo de la institución”.

En conversación con este Diario, Serrano dijo que “la forma en que se está administrando el IESS y el Biess es preocupante y su proyección actuarial lo es más. La falta de contribución estatal al pago de pensiones ya ocasionó la desinversión de cerca de 1.800 millones de dólares del fondo de pensiones”. Serrano se refiere a la eliminación, dictada por el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana, del 40 % del aporte del Estado a las pensiones jubilares.

El sector empresarial también mira con recelo el manejo de la institución. Cámaras de Comercio y exportadores pidieron una auditoría de Contraloría a la actual administración.

 

 

El Comercio

Marzo 31, 2017

El 1 de abril rige una sobretasa menor para 2 236 partidas

 

Negocios Artículos de aseo personal, cosméticos, electrodomésticos,  alimentos, prendas de vestir y otros productos importados ingresarán desde mañana, sábado 1 de abril de 2017, con una menor sobretasa arancelaria, tras cumplirse una nueva fecha para esta desgravación. El mecanismo debía terminar en junio del 2016, pero se amplió un año más. El Gobierno argumentó los efectos por el terremoto del 16 de abril, que afectó a las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas. Durante el año pasado se realizaron tres levantamientos parciales de las sobretasas, pero quedaron 2 236 partidas afectadas por la medida. Desde mañana rige una nueva desgravación. Para 1 392 productos y grupos de productos, la sobretasa de bajará del 35% a 23,3%. Para el resto de partidas pasará del 15 al 10%. En el primer grupo de productos están alimentos como carne, leche, mantequilla, nueces, higos, naranjas, manzanas, uvas, duraznos y aguacates. Además, hay artículos como televisores, equipos de sonido, licuadoras y refrigeradoras. Una buena parte de las frutas que importa el país provienen de Perú, Chile o Colombia. Paola Heredia comercializa frutas nacionales e importadas en el mercado Mayorista de Quito, en el sur de la urbe. Cuenta que dejó de vender naranjas importadas debido a las salvaguardias. “Eran muy costosas y no se vendían”. Actualmente, solo entrega entre 60 o 70 cajas de manzanas importadas en los supermercados. La caja está en USD 32; esto es USD 6 menos que hace un año cuando la sobretasa era del 45% para estos insumos. Pese a que los precios han bajado los últimos meses gracias a las desgravaciones no ha visto un aumento en el consumo. “Las personas no compran porque no hay dinero por lo que las ventas no repuntan”. En los dos últimos años, las ventas de Wilmer Vega, quien también expende manzanas y uvas importadas en el Mayorista, cayeron de 800 cajas diarias a 600, también debido a las salvaguardias. La reducción de sobretasa que regirá desde mañana ya es significativa, dice, por lo que espera que sus ventas vuelvan a las cifras del 2015. “La caja de uvas está en USD 23, por lo que esperamos que bajen a menos de USD 20. Lo mismo la de manzana”. El impacto se sentirá a mediados de abril, asegura el comerciante. En tanto, la sobretasa para productos como vinos espumosos, cerveza malta, vodka, herramientas, toallas para desmaquillar, telas y prendas de vestir se reducirá del 15 al 10% desde mañana. Pese a esto, los comerciantes y los importadores consideran que aún no se puede hablar de una recuperación del mercado debido a la caída del consumo. En otros casos, aún tienen mercadería con precios anteriores que, pese a descuentos y ofertas, no han podido colocar. Según Patricio Ortiz, presidente del Grupo Ortiz y propietario de Coral Hipermercados, se han realizado ofertas, promociones y descuentos para trasladar a los clientes cualquier disminución de estas cargas tributarias. En sus locales se comercializa alimentos, ropa, textiles, calzado, juguetes y otros productos importados y de producción nacional. “La mayor parte de los productos están en promoción y continuamente los anunciamos”. Pero Ortiz señala que, pese a las ofertas, no hay una reactivación de consumo en productos que no son de primera necesidad. El ecuatoriano se muestra cauto al momento de comprar ropa u otros artículos. “Lo que buscan es cubrir primero sus necesidades urgentes que son comida y medicina, y después buscan otros productos”. Los accesorios para vestir son otros productos que ingresarán al país con una salvaguardia menor. En Funky Fish, tienda en la que se venden bisutería, trajes de baño, sombreros, medias, etc., se explicó que con el desmontaje de las salvaguardias, el precio de los nuevos productos tendrá una menor sobretasa. Su gerente de marca, Viviana Báez, aseguró que los precios se reducirán. Según el gerente de la sucursal Guayaquil de Home Vega, Oswaldo Calero, la desgravación de salvaguardias ya ocasionó reducciones de los precios en materiales de construcción desde diciembre. El objetivo, agrega, era lograr un beneficio mutuo para los consumidores y la empresa. El Directorio de la empresa analizará este tema para evaluar el impacto en las ventas por la nueva desgravación. En mayo próximo se realizará la segunda desgravación de la medida en este año y en junio terminará.

 

 

La Hora

Marzo 31, 2017

La crisis también se ‘pasea’ por el mercado

 

En todo mercado uno entra sintiéndose un galán. No importa si va de terno o en jeans, las vendedoras saben cómo levantarle el ánimo: “Mi rey”, “amorcito”, “Caballero buen mozo”… Con probadita y hasta yapa las caseritas reciben a todos.

Pareciera que andan felices todo el tiempo, y aunque realmente la mayoría ama lo que hace, sus sonrisas ocultan preocupaciones y su rostro se frunce como por arte de encantamiento ante una simple pregunta: ¿Cómo van las ventas?

“Hemos tenido que pedir plata al chulco”, responde Rosa Morales, quien atiende un puesto de jugos de frutas y refrescos en el mercado Iñaquito, en el norte de la capital. “No saco más de 30 dólares diarios y con eso hay que pagar almuerzo, merienda y la fruta para los mismos jugos. No alcanza, mi señor”.

En el mercado hay un sentimiento generalizado de incertidumbre y ninguno de los vendedores puede explicar a ciencia cierta las razones de las bajas ventas. “Los precios no han subido este año, solo la cebolla paiteña que está a 70 centavos la libra, pero eso saben los clientes”, cuenta Nelly, quien no quiso revelar su apellido, según dijo: “porque luego saben quién soy y me han de caer como al ‘Miche’”, en referencia a la agresión de la que fue víctima el actor popular Carlos Michelena.

Nelly tiene un puesto de verduras con una gran variedad de productos. Junto ella, otra mujer aseguró que todos los viernes ellas traen legumbres frescas, pero que en estos meses no han logrado vender todo. “No hay a quién vender. Algo se recupera los fines de semana, pero si usted ve ahorita el mercado está vacío”, explica la vendedora y cuando se le pregunta sobre el destino de las verduras que no se venden responde: “Toca mandar regalando antes de que se dañe, pero a veces no hay ni a quién regalar”.

La realidad:

Basta caminar unos metros para conversar con Anita Toapanta, quien tiene un puesto de venta de papas, en diferentes variedades. Cada libra se vende en 30 centavos y cuenta que cada cliente suele llevar un promedio de cinco a 10 libras; sin embargo, sus ventas no llegan al medio quintal por día.

“Las ventas bajaron ya el año pasado. Yo creía que este iban a subir, pero más bien han bajado más. Diga usted, si antes vendía unos 300 dólares al mes, ahora apenas vendo 100”, asegura. “Sábado o domingo se llena el mercado, pero entre semana llega el mediodía y ya queda vacío y toca no más irse a la casa, llevando la papa para comer. Mejor eso a dejar que se dañe”.

En la tercena del mercado, la venta de carnes no muestra un panorama diferente. El puesto de Blanca Pichicho, por ejemplo, se ve vacío, pero no porque haya vendido todo, sino porque ahora prefiere no traer mucho producto desde el camal. “Vendrán unos tres o cuatro clientes al día. Con lo que vendo apenas me alcanza para el diario”, cuenta. Y Yolanda, su compañera, agrega: “todas las ventas han bajado a la mitad”. (LGP)

Los alrededores:

En los alrededores del mercado, los locales de venta de artículos para el hogar y los vendedores ambulantes no son ajenos a esta realidad. José Caicedo, por ejemplo, vende espumillas y su situación es crítica. “Ya solo me compran las mismas ‘caseras’. Como ven que no vendo, me hacen el gasto. 10 dolaritos saco a veces en un día”, cuenta.

Y en un puesto donde se venden ollas y recipientes de plástico, Julia Torres asegura que sus ventas bajaron en un 40% en estos meses. “Tuve que ajustarme el cinturón, si no, no llego a fin de mes”, dijo.

Frases:

“Si antes vendía unos 300 dólares al mes, ahora apenas vendo 100”.

Anita Toapanta, Vendedora.

“Vendrán unos tres o cuatro clientes al día. Con lo que vendo apenas me alcanza para el diario”.

Blanca Pichicho, Vendedora.

Cifras:
30 dólares diarios logra recolectar, como máximo, Blanca Morales.

70 centavos cuenta la libra de paiteña en este mercado.

El Universo

Marzo 31, 2017

Réplica del Biess

 

Réplica: Biess mantiene su calificación AAA-

El Biess es una institución sólida, que cuenta con 17.400 millones de dólares, el portafolio de inversión más grande del país.

Ha entregado más de 6.000 millones de dólares en préstamos hipotecarios para beneficiar a 150.000 familias que han hecho realidad su sueño de tener vivienda propia, y que le ha permitido ser líder con el mayor porcentaje de participación en la colocación de créditos hipotecarios del sistema financiero nacional, 63 %. Desde febrero de este año se dieron mejoras a las condiciones de los préstamos quirografarios para jubilados, ampliando el plazo, la capacidad de endeudamiento y con la tasa de interés más baja del mercado.

Con fecha 27 de julio del 2016, el banco suscribió un contrato con BankWatch Ratings S. A., para la calificación del Biess por periodo diciembre 2015 a diciembre 2016.

El Biess recibió de BankWatch Ratings los informes de calificación correspondientes a los trimestres de diciembre 2015, marzo 2016 y junio 2016, el 15 de diciembre del 2016. El Banco presentó una carta de impugnación a las calificaciones de BankWatch Ratings S. A., debido a la inconformidad con los resultados emitidos por la calificadora por ser estos inconsistentes con la realidad del Biess, acorde lo determina la Ley, el 21 de diciembre del 2016. BankWatch Ratings S. A. respondió a dicha impugnación con oficio RTG-530/16 el 28 de diciembre del 2016, ratificándose en la calificación otorgada.

Al no haber acuerdo entre las partes, el Biess ejerció su derecho a solicitar a la Superintendencia de Bancos una segunda calificación por parte de otra calificadora de riesgos registrada. Es evidente que no se ha cumplido aún el procedimiento establecido en la ley. En consecuencia, la firma calificadora de riesgos BankWatch Ratings, bajo ningún concepto podía hacer públicos los informres de calificación antes descritos, contraviniendo la normativa.

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social ha expresado a la calificadora de riesgos BankWatch Ratings S. A. su inconformidad y honda preocupación por cuanto el proceder adoptado por la precitada firma calificadora de riesgos afecta de manera grave e injustificada a la imagen institucional del Biess.

 

 

El Expreso

Marzo 31, 2017

Millonarias inversiones para poner a salvo la producción

 

Este año terminó de construirse la planta de silos más grande del Ecuador en el cantón Durán. La Unidad de Almacenamiento importó un sistema de bolsas

No solo es el capital invertido lo importante, también la tecnología que eso conlleva. El almacenamiento de granos (arroz, soya y maíz) es la clave para tener reservas de alimentos para épocas de escasez y para evitar una caída de precios que perjudique a los agricultores y a la larga desincentive la producción.

Aunque la cosecha de maíz amarillo se reducirá, no se sabe todavía cuánto. Aun así, no será menor que la anterior (2016), también golpeada por plagas.

“Es prematuro saberlo ahora”, manifiesta Jorge Josse, presidente ejecutivo de la Asociación de Productores de Alimento Balanceado (Aprobal).

Ese criterio va en concordancia con lo que dijo el ministro de Agricultura, Javier Ponce, a Diario EXPRESO: “No hemos hecho el cálculo, lo haremos a la luz de lo que pase en verano”. Hay 85.000 hectáreas en riesgo, por el ataque de plagas, de ellas 20.000 o 25.000 “sumamente afectadas”.

Los arroceros esperan una buena temporada en abril, cuando saldrá el grueso de la cosecha de arroz.

Y la infraestructura está lista para los granos. La Unidad Nacional de Almacenamiento (UnaEP) invirtió en un sistema de ‘silos bolsa’ para guardar 180.000 toneladas y, hasta este año en que se construyó el último silo, la compañía Dajahu invirtió alrededor de 5 millones de dólares para llegar a tener 44.000 toneladas de capacidad en silos, 14.000 en “bodegas iglesia” en especial para torta de soya y 132.000 en “bodegas planas” (para otros productos).

Ambas son las más grandes: la UnaEP tiene una capacidad de 51.000 toneladas en silos metálicos en varias partes del país y Dajahu, de Durán, de 58.000 toneladas.

En Daule, Santa Lucía y Salitre (provincia del Guayas) también se han levantado grandes piladoras con amplia reserva, como la de Fermín Bajaña, La Dorada o Proarroz.

En total, entre las piladoras de arroz, la UnaEP, las agroindustrias balanceadoras y las almaceneras, Ecuador tiene 3,7 millones de toneladas de capacidad. La producción anual de maíz duro seco (amarillo y blanco) y arroz, más la de torta de soya importada, es de alrededor de 4,6 millones en invierno y verano. Teniendo en cuenta que no todo sale al mismo tiempo y que el consumo es diario, estas abastecen a la demanda. Y otras capacidades se desarrollarán en la vía Durán-Yaguachi, en Guayas.

Tecnología y servicios para las empresas

El alquiler de bodegas y silos es un esquema productivo al que están aportando empresas importantes. Una de ellas es Dajahu Almacenera, que ya tiene su planta en la vía Durán-Tambo, pero que planea una nueva infraestructura en el kilómetro 7,5 de la vía Durán-Yaguachi. Su giro de negocio es alquilar su complejo para que las empresas almacenen no solo granos, sino materias primas y todo tipo de productos, desde azúcar hasta colaciones escolares.

“Tenemos una estructura moderna, con una torre de control automatizada con la que se garantiza calidad, cantidad y la economía”, señala su gerente de operaciones, Diego Feicán.

Su capacidad total es de 190.000 toneladas en total. De ellas, 58.100 son para granos, como pasta de soya, trigo, maíz, arroz. Es la más grande, después de la estructura del puerto marítimo de Guayaquil.

Dajahu ofrece este servicio que, a criterio de Feicán, ahorra costos a las empresas “porque la política es cuidar el producto y devolver al cliente todo lo que ingresa”.

 

 

El Expreso

Marzo 31, 2017

Del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva:

 

La Secretaría Técnica del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, solicita la aclaración de la nota publicada el 24 de marzo de 2017, con el titular “La reconstrucción suma recursos de tres fuentes”, basado en el análisis a los recursos económicos destinados para la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril, por la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) por contener información que debe ser correctamente informada a la ciudadanía.

El documento realizado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), fue publicado en agosto del 2016; denominado PDNA por sus siglas en inglés (Post Dessaster Need Assesment) o – Evaluación de necesidades Post Desastre – con fecha de corte al 26 de mayo 2016; es decir 40 días después del evento sísmico. Este documento provee un enfoque general y realiza las estimaciones de costos mínimos para la reconstrucción.

Por otra parte, es necesario mencionar que después del terremoto del 16 de abril 2017 de 7.8° en la escala de Richter, han ocurrido 3.464 réplicas, que han agudizado las afectaciones en los sectores de vivienda, salud, educación, vías y medios de transporte, agua y saneamiento, equipamientos urbanos, entre otros; haciendo necesario la atención de nuevas emergencias y la implementación de nuevos proyectos en zonas en las que originalmente no se habían contemplado; por ejemplo el sismo de 5.8° del 19 de diciembre 2016 con epicentro en Tonsupa, provincia de Esmeraldas, afectó al menos 700 viviendas, generando la necesidad de activar inmediatamente los protocolos de emergencia para salvaguardar la vida de los habitantes, implementar un nuevo albergue temporal y la ejecución de un nuevo proyecto habitacional.

Las fuentes de recursos asignados para la reconstrucción se detallan en la siguiente tabla:

Se aclara entonces que no se han empleado recursos del Fondo Monetario Internacional a pesar de haber sido considerados en un inicio como una fuente potencial de financiamiento.

Cabe resaltar además, que en los costos de reconstrucción inicialmente estimados, no se consideran algunas obras de infraestructura necesarias para reactivación productiva y mitigación de riesgos, tales como: regeneración urbana de zonas totalmente colapsadas, protección y recuperación de bordes costeros o los puertos pesqueros artesanales, que permitirán la reubicación de comunidades de pescadores azotadas por el terremoto, gracias a que en sus instalaciones se podrán resguardar de manera segura las embarcaciones, sin contar los beneficios ambientales y de productividad que estos generará a las comunidades.

Considerando que cada una de las ciudades afectadas, tiene su propia dinámica económica, se ha incentivado la reactivación productiva mediante la asignación de créditos, a través de la banca pública, siendo los casos más complejos de reactivación, los de aquellos cantones cuya vocación es mayormente turística.

En el siguiente cuadro se muestra la asignación de recursos, agrupados por principales rubros:

Considerando que se han desarrollado nuevos estudios de infraestructuras afectadas por el terremoto; y, que otros estudios siguen desarrollándose, se ha considerado la incorporación de un crédito chino por $ 1.000 millones, como una nueva fuente para la reconstrucción. Con estos recursos se financiarán obras de infraestructura educativa, hospitalaria y obras de regeneración urbana en ciudades como Pedernales, Bahía, Jama, Canoa, entre otras, que como se indicó en líneas anteriores, dependen mayoritariamente del turismo para su reactivación productiva sostenible.

Con lo expuesto, se rechaza categóricamente que siquiera se insinúe que “los recursos tengan otros destinos” y se deja constancia del compromiso irrestricto del gobierno nacional, por seguir aportando a la reconstrucción y reactivación productiva de las zonas afectadas por el terremoto.

 

 

El Comercio

Marzo 31, 2017

El Sppat realizará un análisis para aumentar los rubros de la cobertura

 

Los 19 cuerpos fueron sepultados en el mismo cementerio. Cada familia gastó entre USD 3 000 y USD 4 000 en el velatorio, féretros, carrozas para el traslado al campo santo, las flores y las bóvedas. Yolanda Mosquera dice que no tenía dinero para enterrar a su esposo, quien fue una de las 21 víctimas del siniestro que se registró el 13 de enero en la vía Yahuachi-Jujan, en Guayas. Tras el accidente, los parientes acudieron a Guayaquil, a las oficinas del Servicio Público para Pago de Accidentes de Tránsito (Sppat), lo que antes era el SOAT. Ahí les dijeron que los afectados en este caso específico tenían derecho a dos servicios. El primero era por gastos funerarios y debían cobrar USD 400; el segundo es una indemnización por fallecimiento y los parientes pueden acceder hasta USD 5 000. Gustavo Bustamante, hijo de una de las víctimas de este percance, cuenta que ellos tampoco tenían cómo costear los gastos y su preocupación aumentó cuando les dijeron que les iban a dar apenas USD 400 para el funeral. “Ese dinero, que lo agradecemos infinitamente a quienes nos lo entregaron, no nos alcanzaba ni para el cofre mortuorio”, relata. Lo mismo piensa Mosquera. Su esposo mantenía el hogar pintando casas y cuando murió, ella y su hija, de 13 años, se quedaron sin fuente de sustento. El Sppat reconoce que los USD 400 de indemnización por gastos funerario no son suficientes. Por eso, en este año el Sppat realizará un análisis actuarial para determinar si los rubros de la póliza son acorde a los gastos ocasionados. Aunque no se conoce cuánto tiempo durará el cálculo, representantes del Sppat señalan que esta tarea empezará en abril. Desde ese mes revisarán también otros montos que se pagan por fallecimiento, gastos médicos, discapacidad física y transporte de las víctimas. Para Rosa Neira, los USD 3 000 que el Sppat le entregó por gastos médicos no fueron suficientes. Su hijo, de 19 años, fue arrollado por una camioneta en el sur de Quito y producto del impacto su mandíbula se fracturó en cuatro partes. Los médicos de una clínica privada le dijeron que necesitaba una cirugía que costaba al menos USD 3 000. Pero más el tratamiento de seis meses y las medicinas los gastos llegaban a USD 5 000. Por eso acudió a un hospital estatal. Santiago Carrasco, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, explica que los USD 3 000 por gastos médicos están acorde para el tratamiento de traumas leves. Pero dice que para casos graves es un monto limitado, pues solo un día en terapia intensiva cuesta unos USD 1 500. Eso sin contar los tratamientos que pueden durar meses o incluso años. El Spatt aclara que los montos pagados por gastos médicos son para cubrir la atención primaria y que la idea de esta póliza específica es que los centros de salud públicos y privados garanticen la inmediata atención a los pacientes. El pasado 7 de marzo, una joven quedó inconsciente luego de que un bus de la cooperativa Flor del Valle se impactara contra la camioneta en la que viajaba. Ella fue internada en el servicio de terapia intensiva. En ese siniestro fallecieron 11 personas y 25 quedaron heridas. Hace 15 días, los familiares de las víctimas se reunieron con autoridades del Sppat. Ahí les indicaron los trámites que debían seguir para acceder a las indemnizaciones. En el 2016, el Sppat pagó USD 39,9 millones a 65 980 afectados a escala nacional. En 2008, cuando se creó el entonces SOAT, se formó un comité técnico que analizó los montos de las coberturas. En ese organismo participó Guillermo Abad. En ese entonces los montos eran menores. Por ejemplo, por gastos funerarios eran USD 350, por gastos médicos USD 2 500 y por discapacidad USD 3 000. En el 2015 esos rubros aumentaron. Ahora Abad advierte que está de acuerdo con que se revisen los valores, pues admite que existen casos en que las pólizas no alcanzan. El año pasado, los 30 269 accidentes que se reportaron a escala nacional dejaron 1 967 muertos y 21 458 lesionados. En junio pasado, Jhon Malte fue atropellado por un taxi en Ibarra y los médicos le amputaron la pierna izquierda. Durante seis meses estuvo en terapias y la prótesis le costó USD 6 000. Dejó su trabajo como vendedor de repuestos mecánicos y ahora con su esposa tienen un negocio de comida rápida. Dice que lo cobrado por la póliza no le alcanzó para casi nada. Incluso recurrió a un préstamo en una fundación. Allí le permitieron acceder a la prótesis y pagarla paulatinamente.