Febrero 23, 2016

El Telégrafo
Febrero 23, 2016
Petróleo abre en alza a $ 31,45 el barril en Nueva York

El precio del petróleo abrió con fuerte alza el lunes en Nueva York después de que la Agencia Internacional de la Energía (EIA) anunciara que espera una reducción de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos este año y en 2017. Hacia las 14:00 GMT (09:00 de Ecuador), la cotización del barril del “light sweet crude” (WTI) para entrega en marzo ganaban $ 1,81 dólares a $ 31,45 en el New York Mercantile Exchange (Nymex). La AIE, un organismo especializado de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indicó el lunes que la producción de petróleo de esquisto, que convirtió a Estados Unidos en uno de los pesos pesados del sector, se reducirá este año en 600.000 barriles diarios y el año que viene en 200.000 barriles diarios. “Esto confirma lo que hemos visto con numerosos pozos en actividad y le vuelve a dar vida al mercado”, declaró Phil Flynn, de Price Futures Group. El grupo de servicios petroleros Baker Hughes había anunciado el viernes que había 26 pozos menos en actividad que la semana precedente, lo que llevaría su número total al nivel de diciembre de 2009 y que podría ser un buen augurio en relación con la caída de la producción, que permitiría comenzar a requilibrar el mercado. Flynn recordó además la semana pasada los anuncios de Rusia y Nigeria en el sentido de los avances de las negociaciones para congelar la producción. El mercado sigue de cerca los efectos del acuerdo de la semana pasada entre Arabia Saudita, miembro de la Opep, y Rusia, dos miembros del trío de mayores productores mundiales junto a Estados Unidos, para congelar la producción. Los inversores son muy sensibles a cualquier elemento que permita prever el fin del actual desequilibrio entre una oferta superabundante y una demanda de lento crecimiento. “Recién en 2017 asistiremos finalmente a un alineamiento de la oferta y la demanda, pero las enormes reservas acumuladas frenarán el ritmo de recuperación de los precios”, indicó el lunes la AIE en un su informe sobre el mercado petrolero a mediano plazo.

El Expreso
Febrero 23, 2016
El Estado acumula deudas indirectas

Las deudas salen de todas partes. Si bien el Ministerio de Finanzas habla de una deuda pública, hasta diciembre de 2015, de 32.752 millones de dólares, hay montos por fuera que también cuentan. El Estado tiene cerca de 1.730 millones de dólares por deuda indirecta.
¿Qué implica ese valor? Es el monto desembolsado por multilaterales y otros organismos a gobiernos seccionales e instituciones públicas donde el Estado es garante. El dato de Finanzas está registrado hasta septiembre de 2015.
En un ejemplo, el Municipio de Guayaquil tiene un crédito del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) por 45,5 millones de dólares para obras viales en “zonas densamente pobladas”. El Estado es el garante de la deuda que debe cancelarse en 12 años.
Hasta la fecha, el Cabildo ha recibido 37,1 millones por ese compromiso.
En total, entre el Gobierno Provincial de Guayas y el Municipio de Guayaquil, hay cinco proyectos con deuda indirecta para el Estado. Suman 202,5 millones de dólares y, de ese monto, ya se han desembolsado unos 147,6 millones de dólares. (ver cuadro)
¿Qué proyectos están en ese financiamiento? A más de vías para zonas pobladas, hay obras sanitarias y de alcantarillado, trabajos complementarios entre Guayaquil y Salinas y el intercambiador de la avenida Benjamín Ríos. Este último fue contratado en 2010.
En Quito también hay cuentas importantes. El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, entidad del Banco Mundial, comprometió 205 millones de dólares para la construcción de la primera línea del Metro de la capital. La megaobra será pagada en 29 años, incluidos 15 años de gracia.
Ese es uno de los proyectos más caros. Petroecuador, sin embargo, tiene la corona con un plan para varios programas por 1.000 millones de dólares. La información del Ministerio de Finanzas, entregada en el plan cuatrianual del Estado hasta 2019, no especifica los programas pero aclara que, hasta septiembre del año pasado, se desembolsaron 842,1 millones de dólares. El préstamo debe pagarse en cinco años.
Al ser consultados sobre el tema, analistas económicos consideran que la actividad de garante es normal en un Estado. Es más, la presencia del Estado da tranquilidad.
El problema está, dice Luis Espinosa Goded, analista de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y profesor de la San Francisco de Quito, en que actualmente los gobiernos seccionales no tienen recursos porque el Gobierno central no asigna fondos. Los pagos podrían retrasarse y causar complicaciones a todo el Estado.

El Expreso
Febrero 23, 2016
La inversión pública superó por segundo año a la privada

La economía sigue cada vez más, amparándose en los recursos que provienen del sector público. De hecho, por dos años consecutivos, han ido increscendo, en detrimento de los flujos del sector privado, una situación opuesta a lo que solía ocurrir años atrás.
Según el Banco Central de Ecuador, el grueso de la inversión (Formación Bruta de Capital Fijo-FBKF), que alcanzó los 27.819 millones de dólares en el 2014 -última estadística disponible- se repartió así: $ 14.576 millones por inversión pública y $ 13.243 millones, por la inversión (I) privada.
De ahí que si sigue cayendo el precio del petróleo o caen los impuestos, dos fuentes de recursos para las arcas estatales, la economía queda más expuesta, pues el Estado contará con menos recursos para alentar al Producto Interno Bruto (PIB) por el lado de la I.
Más aún cuando se conoce, según información del Ministerio de Finanzas, que en enero pasado, así como venía sucediendo el año anterior, los ingresos se han seguido reduciendo. Esto ya se veía venir y por eso es que el Gobierno promovió la APP (la ley de Alianzas Público-Privados) con el afán de que con una novena de ventajas tributarias, vengan inversiones con capitales mixtos (estatales y empresariales) para hacer que las máquinas no se apaguen.
O para que las compañías asuman parte de las obras estatales que tantos dólares y mano de obra siembran en la economía, y que se reducirían por los ajustes que se prevén en la I pública, según lo ha advertido el Gobierno, de seguir la decaída de sus rentas fiscales.
Aún así, el Banco Central resalta el crecimiento de la I en el país. En “el período 2007-2014, la inversión total ha pasado de $ 10.594 millones a $ 27.819 millones, con una expansión anual de 14,8 % en estos últimos años; mientras que la inversión pública pasó de $ 3.337 millones a $ 14.576 millones”. Además, la inversión privada aumentó de $ 7.257 millones a 13.243 millones.
Sin embargo, el flujo de recursos que llega a la economía y le permite crecer, remonta al promedio de América Latina. “Ecuador es uno de los países líderes en inversión, con una FBKF promedio anual de 24,8 % del PIB en el período 2007-2014, superior al promedio de América Latina y el Caribe que se ubicó en 20,8 %”.
La inversión privada en 2014 registró un incremento del 6 % respecto a 2013; y durante 2007 – 2014, una expansión promedio anual de 8,2 por ciento en términos nominales.
La I permite identificar los sectores económicos que están incrementando su capacidad productiva para la generación de más productos y empleo. El gran protagonista de la I es el sector de la construcción, con el 62 %, le sigue de cerca equipo y maquinarias con el 28 %, según información del Central.
De acuerdo con el Ministerio de Finanzas, por impuestos se devengaron 1.221 millones de dólares en enero pasado, por debajo de lo captado el 2015. Eso, debido a la contracción económica. Por petróleo también volvieron a caer los ingresos en enero-2016 respecto a enero-2015.

El Telégrafo
Febrero 23, 2016
Las 3 universidades de posgrado del país ofrecen algún tipo de beca

La UASB, la Flacso y el IAEN tienen ayudas totales o parciales. Las maestrías de investigación en la Andina son las más costosas. En promedio cuestan $ 11.300. Redacción Sociedad De las tres universidades que ofertan exclusivamente títulos de posgrados en Ecuador, la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), con sede en Quito, maneja mayores costos por maestrías de investigación. En la página web de ese centro de educación superior y a través de una consulta telefónica se informa que estas maestrías cuestan en promedio $ 11.300. En el caso de que los estudiantes sean sudamericanos el valor se reduce a la mitad. En la Andina hay dos tipos de maestrías, las de investigación y las de profesionalización. El descuento del 50% aplica solo para las primeras. En las segundas los costos bordean los $7.000. Según datos revelados por el Ejecutivo, la UASB recibe anualmente $ 7.500 por alumno. Tiene alrededor de 2 mil. Mientras que a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) se le otorga $13.700 por estudiante. En ese centro de altos estudios el valor de una maestría de investigación en Género y Desarrollo bordea los $6.000, informó Cristhian Calle, quien cursa ese nivel académico. Calle es becario, obtuvo una licenciatura en su ciudad natal, Riobamba, y en 2014 llegó a Quito. Este año finalizará sus estudios. El joven cuenta con un descuento del 60% del total de sus estudios. Cada mes, Flacso le deposita cerca de $700 para su manutención y el pago de su colegiatura. Es decir se divide en cuotas mensuales, por dos años, los $2.400 que le cuesta obtener un título de cuarto nivel. En el curso de Calle hay 18 alumnos, de los cuales -según sus cálculos- el 50% es becario. Además de la Andina y la Flacso, el Estado otorga ayudas al IAEN (Instituto de Altos Estudios Nacionales). Entre los 3 institutos, todos ubicados en Quito, se desembolsa casi $ 35 millones. Si bien reciben aportes deben compensarlos con becas. Así lo estipula el artículo 30 de la LOES (Ley Orgánica de Educación Superior). Este dicta que las universidades y escuelas politécnicas particulares que reciban asignaciones y rentas del Estado están obligadas a destinar dichos recursos al otorgamiento de becas de escolaridad e investigación a estudiantes matriculados en programas académicos de cualquier nivel, que por su origen socioeconómico, etnia, género, discapacidad o lugar de residencia, entre otros, tengan dificultades para acceder, mantenerse y terminar exitosamente su formación desde el inicio de la carrera; así como también, becas de docencia e investigación para la obtención del título de cuarto nivel (maestría o doctorado). En el IAEN también se ofertan maestrías de investigación que duran 2 años y cuyos precios varían entre los $4.800 y $5.800. La institución cuenta con programas de becas y ayudas económicas. Cuando se trata de una especialización, los costos son menores. Andrés Rendin estudia Cooperación Internacional. El valor total de ese programa de estudios cuesta $3.700. Él paga un poco más de $1.000, pues cuenta con una beca que le cubre el 75% de sus estudios. Las 3 universidades de posgrado poseen algún tipo de beca o ayuda económica, ya sea parcial o total. Pero antes de acceder se debe llenar un formulario y pasar los requisitos. Para saber cómo funciona este sistema de beca y si cumple lo exigido por la ley, el sábado, durante el enlace, se ordenó revisar la asignación a estas universidades tomando en cuenta, como dijo el presidente Rafael Correa, que son posgrados costosos y que “no necesariamente son usados por los pobres”. (I) Se revisará la eficiencia de fondos Al año, las ‘U’ de pregrado reciben $ 50 millones La disposición transitoria decimoctava de la Constitución de Montecristi establece que las universidades particulares pueden recibir fondos del Estado. Pero “deberán rendir cuentas del dinero público y destinarlo de preferencia para becas a estudiantes de escasos recursos desde el inicio de la carrera”, respondió Enrique Santos, consejero del CES (Consejo de Educación Superior) cuando fue consultado sobre el tema. El pasado sábado en su informe de labores, el presidente Rafael Correa se refirió a la ayuda económica para estas universidades cofinanciadas o particulares. Dijo que al año reciben hasta $ 50 millones en aportes públicos. La Pontificia Universidad Católica de Ecuador (PUCE) es la que tiene más asignaciones del Estado con $ 18 millones anuales. También citó a las universidades Católica de Cuenca, Católica Santiago de Guayaquil, del Azuay, Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, Politécnica Salesiana, Técnica Particular de Loja y la Tecnológica Equinoccial. Esta última recibe $ 8 millones al año. Correa pidió que se revise la eficiencia de estas asignaciones. Jamás indicó que iba a suprimir el aporte, pero dijo que era pertinente saber si el dinero se estaba utilizando para mejorar el rendimiento académico. De las instituciones privadas con ayuda estatal que mencionó Correa, 5 se ubican en la categoría B de acreditación del Ceaaces: Puce, Católica de Guayaquil, Técnica de Loja, Tecnológica Equinoccial y la del Azuay. Dos están en la C: Politécnica Salesiana y Laica Vicente Rocafuerte, mientras que una en la D: Católica de Cuenca.

La Hora
Febrero 23, 2016
Los procesos de Contraloría que generaron glosas se develan en los tribunales.

Un total de 102´ 784.847 millones de dólares en glosas a nueve instituciones públicas determinó la Contraloría General del Estado, a través de exámenes especiales de auditoría.
La seis primeras de las nueve investigadas por el ente de control de los dineros públicos contabilizan 88´ 720.921,68 millones de dólares.
Los casos en la actualidad están siendo procesados por los tribunales de lo Contencioso Administrativo. En este mismo organismo ya consta un reclamo por los 23,7 millones de dólares que el Estado reclama por la implementación de un sistema informático para el Consejo de la Judicatura, que tendría irregularidades.
En esta instancia, también se tramitan causas contra la Contraloría por parte de funcionarios y terceras personas que fueron señaladas con responsabilidades civiles por acciones u omisiones culposas.

De ahí que desde el año 2007, unos 3.000 casos son accionados por el Contencioso Administrativo y tribunales distritales. El número de jueces de lo Contencioso Administrativo es insuficiente para atender los juicios y más del 80 % de funcionarios, exfuncionarios y terceras personas glosados impugnan las mismas por la vía judicial, según experiencias anteriores y actuales.
En el año 2014, la contratación pública en el Ecuador fue 8.197’628.393,94 millones de dólares, según información del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), lo le significó al Estado el 18,1 % del PIB nacional y el 23,9 % del presupuesto estatal de ese mismo año. (DAB)
Dato: Desde 2007, más de 3.000 procesos se manejan en el Contencioso Administrativo, según un registro de la Contraloría.