CÓDIGO MONETARIO ABRE UNA IMPORTANTE EXPECTATIVA PARA EL SECTOR ECONÓMICO Y FINANCIERO NACIONAL

El economista Víctor Hugo Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, dijo que la entrada en vigencia del Código Monetario crea importantes garantías para los clientes y usuarios del sistema financiero nacional, las mismas que van a generar un  mayor ambiente de confianza y seguridad para los clientes de los bancos, cooperativas,  mutualistas y entidades financieras que operan en el País.

El dirigente gremial reitero que el mencionado instrumento legal contiene importantes disposiciones para que los bancos, mutualistas, financieras, y entidades crediticias que captan recursos de los ciudadanos sean más cuidadosos, eficientes y transparentes en el manejo de los recursos económicos de sus clientes.

Ponderó que es de suma importancia que el aludido Código  norme el crédito de tal manera que, por ejemplo, se eviten los famosos y temidos créditos vinculados ( “auto préstamos” de los banqueros y financistas), que en pasado fueron un mecanismo de corrupción; en este sentido, hizo caer en cuenta que el Código Monetario regula el crédito:  el 40 por ciento del crédito que ofrezcan las instituciones financieras será para consumo; el 20 por ciento para hipotecas; y el 40 por ciento para el sector productivo.

No es menos importante, dijo el economista Albán, relievar que el nuevo Código permite el reordenamiento de crédito, para los casos en que los empresarios, productores, comerciantes, o industriales no puedan cumplir con sus obligaciones financieras debido a un caso comprobado de fuerza mayor.

Tampoco deja de ser trascendente que las tasas de interés se  fijen de acuerdo a la realidad nacional y no sean excesivamente caras y altas para los deudores nacionales. Anotó que si bien los financistas ganarán menos utilidades, esta situación servirá para ampliar el número de usuarios del sistema que se animarán y podrán conseguir créditos en mejores condiciones.

La Junta de Regulación: En cuanto a lo que se podría calificar como cuestionable del contenido del nuevo Código Monetario, dijo que la conformación de la llamada Junta de Regulación es muy sesgada al Gobierno Central. Hubiera sido más tranquilizador y democrático que en este organismo colegiado estén representados también los sectores financieros que son actores importantes de esta actividad vital para nuestra  economía, como en el pasado lo fue la conformación de la Junta Monetaria.