Diciembre 1ro, 2014

El Comercio

Diciembre 1ro, 2014

38,5% del Presupuesto del 2015 será para 27 ministerios

Los cinco ministerios que más presupuesto recibirán en el 2015 son Educación, Salud, Recursos Naturales No Renovables, Electricidad y Defensa. En el 2005 Ecuador disponía de 15 ministerios, en el 2010 subieron a 28 y a la fecha, tras la eliminación y cambio de varios, se cuenta con 27. Las 27 entidades se llevan el 38,5% del Presupuesto del 2015, que asciende a USD 36 317 millones, un 5,8% más que el de este año. De los 27 ministerios, cinco captarán el 84,3%. Las carteras de Estado que más gastan en salarios son Educación y Salud, por su plantilla de médicos y profesores, principalmente. Electricidad contempla fuertes inversiones para las ocho hidroeléctricas que están en fase final de construcción y que se espera estén operativas en el 2016. Ampliar El Ministerio de Educación es la entidad que más recibiría del Presupuesto del 2015. La mayor parte de este dinero se gasta en sueldos de personal.

La Hora

Diciembre 1ro., 2014

Gasto público no es suficiente para mantener el crecimiento

“No creo que en economía hay manejos de izquierda o de derecha, creo que hay manejos correctos o inadecuados.”

 Antes de iniciar la entrevista, Mauricio Pozo se distiende un poco hablando de su otra pasión, el Aucas. Hace un esquema mental del equipo y los divide en dos, que la retaguardia está bien planteada, pero que falta fuerza de la mitad hacia adelante. Un análisis comparable a lo que hace en su libro ‘15 años después, un recorrido por la economía ecuatoriana desde la dolarización’, en el que analiza la economía nacional en dos períodos.

En su análisis económico desde que se dio la dolarización, el exministro de Finanzas del régimen de Lucio Gutiérrez, cree que el crecimiento habría sido mejor si se incluía en el modelo al sector privado, que no es suficiente el gasto público para mantener las tasas de crecimiento.

¿Cómo está estructurado su estudio?

El libro tiene dos áreas. El uno es un análisis de la economía en los últimos 15 años, que coincide con cuatro gobiernos, el de Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez y Alfredo Palacio y el de Rafael Correa. No me parecía técnicamente correcto hacer una evaluación de un gobierno que ha estado al menos ocho años en funciones, con gobiernos que estuvieron dos años. Lo que hice fue comparar la primera mitad y la segunda mitad, coincide que la primera es de los tres gobiernos anteriores y la segunda mitad es la del actual Gobierno. Esa es la metodología, no se trata de criticar los gobiernos, sino hacer una lectura de la realidad económica. La otra parte del libro involucra todos mis artículos en diario Hoy, para que se compare un poco el análisis crítico de la segunda parte del libro con las cifras de la primera parte.

¿Y coinciden?

Lamentablemente, sí. Porque los temas que se trataron en los artículos sobre problemas de excesos de gasto fiscal, la vulnerabilidad, la necesidad de buscar un buen ambiente internacional ha generado que el país no tenga reservas y que estemos avocados a endeudarnos de manera onerosa y cada que hay un shock no se pueda mantener el ritmo de gastos, lo que pasó en 2009 que se gastaron el boom del año 2008.

¿Qué es lo positivo?

Eso no quita que el saldo de todo el período para la economía del país ha sido positivo, si comparo de 2000 al 2014 con la década de los 90, sin duda, este ha sido mejor, por varias razones, mejores precios del petróleo y más producción… Pero hay que matizar: El 75% de los ingresos fiscales de los últimos 15 años han estado concentrados en el Gobierno de Correa, el 25% lo recibieron los tres gobiernos anteriores. Las exportaciones de petróleo es el 80%, el 20% se reparten desde 2006 hacia atrás. De ahí se ve la abismal diferencia de recursos entre esos gobiernos.

¿Qué tan fácil es conseguir información real dadas las políticas de metodologías de datos que tiene el Banco Central?

Como el período son 14 años, sí hay una buena parte del período donde había una información más nutrida. Están las entidades públicas, el mismo Banco Central, está el SRI, el INEC, el SISE, y hay organismos internacionales, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional…

Es decir, ¿hay formas alternas?

Sí, y uno tiene que partir del criterio de que la información es la confiable. Uno no podría hacer el trabajo si cree que la inflación es del 10% y la que dice el Gobierno es del 4%. Hay que partir del principio de que la información que uno tiene es correcta. Creo que es lo que, al menos, he tratado de incorporar en el análisis.

¿Qué tan difícil es rastrear datos de la deuda que antes se publicaban en Registros Oficiales, lo cual ya no ocurre?

Hay algunas variables que pueden desmenuzarse más que otras. En el tema de la deuda la fuente principal es el Banco Central. Ahí he hecho un análisis de números más grueso, pero sí me preguntan si en el libro está cómo se contrató la deuda con los chinos, no tengo la menor idea, porque esa información no está en disponible. Pero sí está por ejemplo la información para los bonos global, que este Gobierno no quiere llamar Global, pero son los bonos recientes, son los mismos Bonos Global pero con otra fecha.

¿Estamos hablando de los últimos bonos?

Sí, son 2 mil millones en bonos que este Gobierno emitió hace poco. Yo conseguí la circular de emisión de los bonos, pero no acá, sino en el exterior, porque como los colocaron afuera tenían que abrir los libros. Nadie quiere invertir en un país que no muestra cómo está su situación. Ahí sí había información, pero si me pregunta algo de las operaciones con China, no tengo la menor idea. Yo me baso en lo que sale en la prensa y lo que está en el Banco Central. Es más, ellos hablan de un porcentaje de deuda respecto al PIB distinto al que yo calculo, porque no le incorporan las operaciones de oro con Goldman Sachs, ni las ventas anticipadas de petróleo, pues no le ponen como deuda…

¿Cómo está registrada entonces esa operación petrolera?

Como un anticipo petrolero.

Contablemente ¿cómo se registra?

En como ponerle que debe a alguien, lo registra como un menor ingreso futuro. En números significa que en vez de que la relación deuda-PIB sea del 26% como dice el gobierno, en la práctica sea 33%. Eso hace que los números no sean necesariamente los que están (…), por ejemplo, el registro del empleo no está puesto en el libro, porque cae más en el campo de la elucubración.

¿Cuál es la conclusión de los dos periodos que analiza en su libro?

El crecimiento de la economía es más alto en los primeros años del período estudiado que en los últimos siete años. No lo digo yo, está en el Banco Central. Sin embargo, la abundancia de recursos está en el segundo periodo. ¿Por qué crece casi lo mismo a pesar de esto, más en el principio del período analizado en el libro que en el actual? Por el rol del sector privado, porque el gasto público ha sostenido el crecimiento, pero si no le tiene como socio al sector privado, no alcanza las tasas de crecimiento. Si el sector privado habría estado invirtiendo como antes, el Ecuador no hubiese crecido al 4% en promedio, sino al 6% y al 7%. Es decir, el gasto público no es suficiente para mantener altas tasas de crecimiento.

¿Pero esa es una decisión más política que económica?

No. Es una decisión económica. Lo que pasa es que puede caer en el ámbito de la economía política, porque involucrar al sector privado puede ser contrario a una tesis electoral como la que tiene el Gobierno. Eso es lamentable, porque no creo que en economía hay manejos de izquierda o de derecha, creo que hay manejos correctos o inadecuados. En países como Perú, Chile, Uruguay, la misma Bolivia, o Colombia, nadie discute si el capital privado debe entrar a participar, es obvio que tiene que estar, es obvio que no le pueden mover el sistema tributario todos los años, es obvio que hay que respetar los tratados internacionales. Eso está fuera de discusión. Pero acá no. (JRI)

El Comercio

Diciembre 1ro, 2014

Hay gastos en personal considerados como inversión

Dieciocho de los 27 ministerios (67%) contemplan gastos en personal considerados como inversión. De estos, Educación es el que tiene mayor presupuesto para este rubro con USD 140,2 millones. Le siguen, en menor proporción, el Ministerio Coordinador del Conocimiento y Talento Humano (USD 9,7 millones), Industrias (USD 7 millones) y Agricultura (USD 5,5 millones). Este fue uno de los temas de mayor debate durante en análisis de la Pro forma en la Asamblea el mes pasado. El legislador del Movimiento Concertación, Ramiro Aguilar, cuestionó que estos gastos, en su criterio corrientes, se hayan presupuestado como inversión. Dijo que el pago de un salario no puede considerarse como inversión. El problema, señaló, es que gran parte de la inversión se financiará el próximo año con deuda pública y la Constitución prohíbe financiar gastos corrientes con endeudamiento. En el caso de una familia, esto significaría que paga la pensión del colegio de sus hijos con costosos avances en efectivo de su tarjeta de crédito. No obstante, Andrés Arauz, subsecretario de la Secretaría Nacional de Desarrollo y Planificación (Senplades), explicó que cada proyecto tiene su propia naturaleza y hay que verlos por separado. Pero reconoció que hay proyectos que son gastos corrientes, pero no pueden catalogarse como permanentes. “Entendemos que esos proyectos tendrán un fin y, por eso, no son permanentes”. Pero para Aguilar, gasto es gasto, independientemente de la fase en la que esté un proyecto.   Posibles recortes por baja del precio del crudo Para afrontar la caída del precio del petróleo, el Gobierno anunció medidas tributarias en contra de los productos considerados nocivos para la salud y eventuales ajustes presupuestarios. El Ministro de Finanzas, Fausto Herrera, dijo ayer que el proyecto de Ley Orgánica de Incentivos a la Producción, a más de prevenir el fraude fiscal y desincentivar consumos nocivos para la salud, “es parte de las medidas contracíclicas que aplicará el Gobierno por la caída del precio del crudo en el mercado internacional”. El proyecto, que debe ser tramitado por la Asamblea como económico urgente, permitirá, según Herrera, “mantener las metas fiscales para el año 2015”. El Ministro anunció, además, que en enero próximo viajará a China, junto al Presidente Rafael Correa en una visita oficial donde suscribirá contratos de financiamiento con bancos y buscará nuevas líneas de financiamiento para mantener la planificación fiscal de los siguientes años. Reiteró que, a pesar de que la coyuntura mundial presenta un panorama poco favorable, Ecuador continuará cumpliendo con sus obligaciones internas y externas. El viernes pasado los precios del petróleo llegaron a su nivel más bajo en cinco años.

El Telégrafo

Diciembre 1ro., 2014

Salario básico de 2015 se define la próxima semana

Empresarios proponen que el aumento sea de $ 13,7, mientras que los trabajadores piden que sea igual a la canasta básica.

A pocos días de que se inicien las reuniones para la fijación del salario básico unificado (SBU) que regirá en 2015, las diferencias entre lo que piden trabajadores y empresarios son abismales.

Divergencias que se contraponen en lo que fue la consecución histórica de los incrementos salariales en las 21 comisiones sectoriales, que en promedio será del 5,46% sobre el SBU que se fijará desde el próximo mes por parte del Consejo Nacional de Salarios (Conades).

Roberto Aspiazu, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), sostuvo que la propuesta del sector empleador es que se tome como referente, exclusivamente, a la inflación que es de aproximadamente el 4% ($ 13,7).

Recordó que para la fijación del salario se toma también en consideración la productividad; sin embargo, señala que este aspecto debería estudiarse a profundidad, debido a que es de apenas el 1%.

“Hay algunos sectores que tienen elevados costos vinculados a mano de obra y evidentemente están muy sensibles con el tema del incremento salarial por razones de costo, en un escenario en el cual el dólar se ha fortalecido frente a monedas extranjeras (euro, yen), lo que resta competitividad”, dijo Aspiazu.

En tanto, desde el sector de los trabajadores, el dirigente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), Edwin Bedoya, indicó que para la elevación de sueldos se debe considerar que el SBU tiene que propender a alcanzar la canasta básica ($ 642,85). “El pedido que ha sido siempre de los trabajadores es que se respete la Constitución en cuanto menciona que el salario básico tiene que cubrir la canasta básica, eso es lo que hemos pedido y aspiramos se tome en cuenta”, resaltó Bedoya.

Mientras que el presidente del Conades, Javier Estupiñán, reiteró que la reunión tripartita (Gobierno, trabajadores y empleadores) para la fijación de los salarios se dará el 4 de diciembre, cuando se conocerá en primera instancia los informes que deben presentar el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el Banco Central del Ecuador (BCE), para tener los elementos de juicio para la fijación.

“La primera reunión no es para fijar los sueldos, se revisarán los indicadores que nos envía el BCE, INEC y otros generados por la misma Dirección de Análisis Salarial, para que sea el preámbulo para el proceso de negociación”, explicó.

Estupiñán agregó que la ley demanda de que una vez que se haya fijado la fecha de la primera reunión, podrán pasar 5 días para la segunda y adoptar una resolución. En caso de lograrse ese acuerdo, el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, fijará el salario.

El País

Diciembre 1ro, 2014

La amenaza del crudo

El precio del petróleo ha irrumpido con una violencia inusitada en el complejo entramado económico internacional y en las tensas líneas geoestratégicas de Oriente Próximo y Ucrania. El barril de brent se ha desplomado casi un 30% desde junio debido al efecto combinado de una caída de la demanda en los países industrializados (clima benigno, estancamiento económico, freno en el crecimiento de China) y un exceso de oferta, propiciado por la escalada de la producción en Estados Unidos gracias al fracking u otras extracciones en aguas profundas. Pero el movimiento que ha sacudido a los mercados es la decisión de la OPEP, impulsada por Arabia Saudí y Kuwait, de aceptar una táctica de petróleo barato manteniendo la producción.

La explicación es política. Si el barril se mantiene por debajo de los 80 dólares, la inversión en fracking y otras producciones competidoras del petróleo convencional es menos rentable. Se produciría a medio plazo un reajuste del mercado por la vía de corregir el exceso de oferta. Por otra parte, es probable que saudíes y kuwaitíes calculen que la demanda se recuperará en 2015 y no tenga sentido cortar la producción. El caso es que esta decisión estratégica debe manejarse con mucho tacto y en periodos estrictamente controlados. En primer lugar, porque una expectativa de exceso de oferta induce a ventas precipitadas de petróleo y se inicia una espiral de depresión que puede ser difícil de corregir en un entorno de exceso potencial de producción.

Pero, además, el petróleo barato inflige una herida profunda en las rentas petroleras de países como Irán, Venezuela o Rusia, complicándoles su sostenibilidad financiera. Arabia Saudí y Kuwait pueden asfixiar a los productores no amigos, pero también existe un riesgo de que se fracture el cartel debido a estas tensiones.

Los efectos sobre la economía global son complejos y no pueden ser despachados solo con parabienes porque baje el precio de las gasolinas y haya una transferencia de rentas de los países productores a los consumidores. Porque, además de que los precios de los carburantes no siempre caen a la misma velocidad que el crudo, un abaratamiento persistente de las gasolinas y otros combustibles intensifica el riesgo de deflación: para la zona euro, esa amenaza es más grave que las ventajas que se puedan obtener de un crudo barato. El cartel (Arabia Saudí y Kuwait) debe modular con precisión hasta dónde está dispuesto a mantener una estrategia de precios bajos.

El Universo

Diciembre 1ro., 2014

Ecuador propone medidas tributarias para compensar efectos de caída del precio del petróleo

Ecuador propuso un paquete de medidas tributarias contracíclicas para amortiguar el impacto de la caída del precio del petróleo, una de las principales fuentes de divisas del país andino, dijo el domingo el ministro de Finanzas.

Las reformas buscan fomentar la inversión extranjera -sobre todo en el sector minero- y fortalecer el sistema de recaudación en un intento por mantener las metas fiscales previstas para el próximo año, sostuvo el funcionario.

Las medidas incluyen una reducción al impuesto a la renta de micro y pequeñas empresas para invertir en capacitación de personal y excenciones por una década para las nuevas inversiones de industrias básicas.

El paquete, enviado a última hora del viernes a la Asamblea Nacional controlada por el oficialismo, deberá ser discutido y aprobado en un plazo de 30 días por los legisladores.

“El proyecto (…) es parte de las medidas contracíclicas que aplicará el Gobierno por la caída del precio del crudo en el mercado internacional, las mismas que permitirán mantener las metas fiscales para el año 2015”, dijo el Ministro de Finanzas, Fausto Herrera, en un comunicado.

En su plan de gastos para el próximo año, el Gobierno contempla un precio del barril de crudo de 79,7 dólares y un déficit fiscal de unos 5.000 millones de dólares. Pero el barril de crudo Brent está en 69 dólares, en niveles mínimos de cuatro años.

Herrera aseguró que dependiendo del comportamiento del precio del crudo en el mercado internacional, del resultado del paquete de medidas enviadas y de un potencial financiamiento adicional se realizarán ajustes al plan de gastos del Gobierno.

El Gobierno ya había anunciado un recorte de sus inversiones en proyectos de las estatales Petroecuador y Petroamazonas que no comprometerían los niveles de producción.

El presidente Rafael Correa tiene previsto viajar a China en enero para concretar algunos créditos con bancos del gigante asiático ya acordados.

El mandatario también buscaría nuevas líneas de financiamiento “para mantener la planificación fiscal de los siguientes años y así llegar al 2018 con un equilibrio en las cuentas fiscales”, dijo el ministro, sin dar mayores detalles.

El Comercio

Diciembre 1ro., 2014

Precio bajo del crudo dificulta pago de tarifa a petroleras privadas

El contrato de prestación de servicios para las empresas petroleras privadas presenta sus primeras complicaciones por los bajos precios del petróleo. El Estado puede eventualmente participar de un monto menor en la renta petrolera que obtiene de las empresas privadas, a las cuales paga una tarifa fija. Incluso, podría comenzar a acumular deudas con estas firmas como ya ocurrió en décadas pasadas. Actualmente están vigentes 20 contratos de prestación de servicios con más de una decena de petroleras privadas. Estos surgieron a partir del proceso de renegociación que concretó el Gobierno en noviembre del 2010. Antes de esa fecha, el país manejaba los contratos de participación mediante los cuales las petroleras privadas hacían las inversiones a su propio riesgo y se repartían la producción con el Estado. Pero, debido a la escalada sostenida de los precios, el actual Régimen defendió la idea de que estos contratos debían renegociarse porque las firmas privadas se estaban beneficiando de la mayor parte del incremento del precio de petróleo. Luego de tres años y medio de disputas, a mediados del 2010, el Régimen aprobó la reforma a la Ley de Hidrocarburos que estableció un plazo tope para que las empresas pasen del contrato de participación al de prestación de servicio. Bajo la nueva modalidad contractual, el Estado pasó a ser el dueño de todo el crudo y estableció una tarifa fija por barril que extraían las privadas. Así, de noviembre del 2010 a enero del 2011, las empresas suscribieron los nuevos contratos con tarifas que van desde USD 16,72 a 58, según el área y la compañía. Bajo esta modalidad, el Estado esperaba recibir un ingreso adicional anual de USD 766,5 millones por el alto valor del barril, siempre y cuando el precio del crudo tipo West Texas Intermediate (WTI), que sirve de referencia para el petróleo ecuatoriano, estuviera en el orden de los USD 90. Sin embargo, en la época de la firma de los nuevos contratos de servicios, varios conocedores del sector ya advirtieron que esta modalidad funcionaba con precios altos. Ecuador ya tuvo un antecedente similar en las décadas de los 80 y 90. En un principio, en el país se utilizaban los contratos de prestación de servicios con compañías privadas, pero cuando bajaron los precios en los 90, los gobiernos decidieron cambiar a la modalidad de participación porque el Estado comenzó a acumular deudas por el pago de tarifas a las petroleras. Este escenario parece repetirse. El viernes pasado, el precio del crudo tipo WTI cerró en USD 66,15 en la Bolsa de Nueva York. Este valor -restado el diferencial o castigo por calidad- se tradujo en un precio de USD 58,90 para el crudo Oriente, que corresponde al 66% de todo el petróleo que se produce en el país. ¿Cómo se paga la tarifa? De acuerdo con la cláusula 15 del contrato, establecida para todas las compañías, el Estado se reserva el 25% de ingreso bruto por barril como margen de soberanía antes de cualquier distribución. Con lo que queda se pagan los costos de transporte del crudo y de comercialización (cerca de USD 4, por barril). Del sobrante se descuenta un valor de USD 1,10 por barril que corresponde a la Ley del Fondo para el Ecodesarrollo de la Amazonía y la Ley de Creación de Rentas Sustitutivas para Napo, Esmeraldas y Sucumbíos. Con lo que queda se paga la tarifa por barril a la compañía. Pero, si este valor no alcanza para pagar la tarifa de la petrolera, el monto que falte para cancelar a la empresa se acumulará como una deuda, hasta que suba el precio del crudo, según la cláusula 15.6. El Estado quedará libre del pago de sus haberes siempre y cuando termine el plazo del contrato y no haya subido el precio del crudo para pagarlos. Para el caso de Pacifpetrol, por ejemplo, que maneja el bloque 2 y produjo en promedio 950 barriles diarios este mes, la tarifa es de USD 58 por barril. A un precio del crudo nacional de USD 60, se debe retirar el 25% del margen de soberanía (USD 15) y los costos de transporte y comercialización, además de los beneficios para la Amazonía (USD 5,10). Es decir, que solo quedarían alrededor de USD 40 disponibles para pagar la tarifa. Y aunque todo este valor se pagara a la empresa, aún quedaría una deuda de USD 18 por barril. Si ello se multiplica por todo el volumen de producción sumaría una deuda de USD 465102 solo en un mes. Esto para el campo más pequeño en cuanto a producción del país, pero es el que mayor tarifa ostenta.​ Para el consultor en temas petroleros, Luis Calero, esta situación demuestra que el modelo de prestación de servicios únicamente es beneficioso para el Estado en el caso de precios altos. Pero cuando caen, el país asume todo el riesgo sin que se afecte la compañía. Para el exministro de Energía, Fernando Santos Alvite, la situación es compleja. El Ministerio de Recursos No Renovables hablará hoy sobre el tema. En contexto Seis empresas privadas no suscribieron el nuevo contrato de prestación de servicios y salieron del país: Petrobras, EDC, Canada Grande Suelopetrol, el Consorcio Gran Colombia y Bellweather. De este grupo, se llegó a un acuerdo con EDC pero Petrobras prepara una demanda arbitral.

El Universo

Diciembre 1ro., 2014

Baja en el precio del petróleo afectaría la cifra de las exportaciones

La baja del precio del petróleo repercutirá en el deterioro de la balanza comercial, afirma Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal. Es que el petróleo es el principal producto de exportación del Ecuador. En el 2013 entraron al país $ 13.411,75 millones por exportación de petróleo, según datos del Banco Central. El segundo producto en importancia es el banano con 2.354 millones.

Para el 2015, el país calculaba recibir en exportaciones alrededor de $ 12.568 millones, con un precio del crudo de $79,7. Esta cifra ya era menor que la del 2013. Sin embargo, si el barril cayera a niveles de $ 70, la baja sería de unos $ 1.500 millones, estima Carrera.

La baja del precio, a más de afectar al presupuesto del Estado con la reducción de $ 70 millones por cada dólar menos de lo calculado, también repercute en la inversión de las estatales petroleras y en el riesgo país. En contrapartida, la caída no afecta a las privadas que reciben una tarifa fija.

Carrera dijo que en cálculos gruesos, el país destina $ 5.785,9 millones para compra de derivados (aunque recuperaría unos $ 1.700 millones por consumo interno), también debe pagar los contratos de servicios a las empresas privadas y los costos operativos y de inversión de EP Petroecuador.

El pago a las privadas podría estar en un rango no menor de $ 1.900 millones, si se prevé que las empresas privadas reciben una tarifa de $ 35 a $ 42 por barril, explica René Ortiz.

Para el experto, lamentablemente, las tarifas que se deben pagar a las privadas solo son un buen negocio para el país cuando hay precios altos.

El efecto de la baja del precio se ha empezado a sentir en el Riesgo País, lo cual encarece el crédito, explica Carrera. De acuerdo con el BCE, en octubre el riesgo estaba en 417 puntos. El viernes pasado, en páginas internacionales el riesgo estaba en 550.

Precio Decisión WTI: El viernes el precio del barril se hundió de nuevo, señalaron agencias internacionales. El WTI se colocó en los $ 66,15, su nivel más bajo desde el 2010.

Venezuela: El ministro venezolano Rafael Ramírez aseguró que se presupuestó a $ 60 el barril y que por ello puede hacer frente a la situación. Ecuador presupuestó a $ 79,7.

El Expreso

Diciembre 1ro., 2014

Ecuador es el centro del mundo bananero 

Todos están pendientes de lo que pasa en Ecuador, que hasta finales de año espera vender alrededor de 290 millones de cajas de banano, una cifra récord que será posible gracias a los problemas de otros dos grandes productores: Colombia y Filipinas.

Ecuador produce el 30,2 % de la oferta exportable del mundo, estimada por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) en 909 millones de cartones. Lo siguen Filipinas, con el 16 %, y Costa Rica, con el 12 %.

Los bananeros ecuatorianos saben que quienes están pendientes del precio de la fruta ecuatoriana son sus competidores, en especial los centroamericanos, pues si el valor de las cajas que salen de las fincas de Los Ríos, Guayas, El Oro y otras provincias es muy elevado, ellos ganan competitividad.

Y así parece estar pasando. Guatemala ha ganado espacio en Estados Unidos, donde Ecuador ha perdido participación. De las 59 millones de cajas que vendía en el 2009, pasó a 41 millones en el 2013; mientras los guatemaltecos siguen sembrando, cosa que no pueden hacer los ecuatorianos, pues una ley se los prohíbe.

En el 2014 todo jugó a favor de Ecuador. En julio, Colombia vio afectada unas 16.000 hectáreas en la región más importante, Urabá, de las cuales se perdieron 5.500 debido a las fuertes lluvias y tormentas. En Filipinas, en cambio, 5.900 hectáreas fueron destruidas por la raza 4 del mal de Panamá (TR4), que está presente también en China, Indonesia, Malasia y Taiwán, que consumen gran parte de lo que producen.

Últimamente este hongo camina tan rápido que se está propagando violentamente en China y Filipinas. A este último también lo afectó el paso del tifón Pablo, que se llevó 14.000 hectáreas, según los datos de Acorbanec (Asociación de Producción, Comercialización y Exportación de Banano).

Ese declive de la competencia hizo que el 30 % de la fruta nacional se comercialice bajo la modalidad spot (fuera de contrato), a un precio por encima del oficial de sustentación ($ 6 hasta la semana pasada). Algunos productores que tenían contrato los abandonaron, en busca de un mejor precio. ¿Y para el 2015?

El panorama no pinta bien, dice un grupo de exportadores que conversó con EXPRESO, pues antes de enero ya Colombia habrá recuperado su producción, al igual que la parte filipina afectada por el tifón.

El año pasado no aumentó la demanda de fruta en el mundo, pero Ecuador aprovechó el resbalón de sus competidores para vender más.

Por el lado de Guatemala, está sembrando nuevas hectáreas de banano, al igual que México. Incluso Malasia está por sembrar 10.000 hectáreas nuevas que influirán en el precio, señala un informe entregado por Acorbanec.

El Universo

Diciembre 1ro., 2014

Sueldo promedio de un gerente sería de $ 17.340

La limitación de los salarios, planteada en las reformas al Código del Trabajo, para gerentes y directivos, podría afectar la competitividad de las compañías y su capacidad de atraer inversiones, según representantes empresariales.

A diciembre del 2013, el sueldo promedio de un gerente fue de $ 17.340, de acuerdo con la encuesta sobre comportamiento salarial y laboral del mercado, de la firma Deloitte, hecha a 347 empresas.

La reforma, como consta en el proyecto de Ley del Ejecutivo consiste en que “la remuneración máxima de gerentes o altos directivos no podrá superar el monto resultante de multiplicar la remuneración más baja que se perciba en la empresa, por el valor que establezca el Ministerio de Relaciones Laborales (MRL) cada año”.

En el proyecto se agrega que habrá escalas y para definirlas el MRL tomará en cuenta: ingresos y gastos de las empresas, su tamaño, el sector al que pertenece, su productividad y número de trabajadores.

“El gerente de la telefónica o el banco quieren ganar $ 60 mil, perfecto, pero máximo 20 veces lo que gana el último de sus trabajadores”, puso como ejemplo, en su enlace del 13 de septiembre, el presidente Rafael Correa al anunciar la reforma.

Esto significa que el sueldo de un alto directivo no puede superar la cifra que resulte de multiplicar por 20 el sueldo más bajo, explicó Fausto Cayambe, de la comisión de derechos laborales de la Asamblea.

Si se aplica el ejemplo de Correa sobre el sueldo que Deloitte registra para un gerente, el empleado con la más baja remuneración obtendría $ 867.

Cayambe puntualizó que el multiplicador por 20 es una referencia, aún en estudio.

Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias y Producción, sostiene que en el mercado laboral la remuneración se fija por acuerdo directo y libre entre las partes y para ello se consideran: costos de la empresa, productividad esperada, formación profesional y experiencia. Agrega que limitar la remuneración puede restringir el acceso a mano de obra especializada en las actividades enfocadas al cambio de matriz productiva.

Martínez y Luis Poveda, asesor jurídico de la Cámara de Industrias de Guayaquil, coinciden en que si se aplica la reforma no se pueden bajar los sueldos de los gerentes que ya estén ganando más del techo que fije el Ministerio, pues la ley no tiene efecto retroactivo.

Poveda añadió que ese gremio analiza las remuneraciones de su sector. Este miércoles la comisión de derechos laborales inicia la socialización de las reformas.

18 Mil dólares anuales ganan varios profesores de la Universidad Yachay, dice Roberto Aspiazu, del Consejo Empresarial Ecuatoriano.

El Telégrafo

Diciembre 1ro., 2014

Salario básico de 2015 se define la próxima semana

A pocos días de que se inicien las reuniones para la fijación del salario básico unificado (SBU) que regirá en 2015, las diferencias entre lo que piden trabajadores y empresarios son abismales.

Divergencias que se contraponen en lo que fue la consecución histórica de los incrementos salariales en las 21 comisiones sectoriales, que en promedio será del 5,46% sobre el SBU que se fijará desde el próximo mes por parte del Consejo Nacional de Salarios (Conades).

Roberto Aspiazu, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), sostuvo que la propuesta del sector empleador es que se tome como referente, exclusivamente, a la inflación que es de aproximadamente el 4% ($ 13,7).

Recordó que para la fijación del salario se toma también en consideración la productividad; sin embargo, señala que este aspecto debería estudiarse a profundidad, debido a que es de apenas el 1%.

“Hay algunos sectores que tienen elevados costos vinculados a mano de obra y evidentemente están muy sensibles con el tema del incremento salarial por razones de costo, en un escenario en el cual el dólar se ha fortalecido frente a monedas extranjeras (euro, yen), lo que resta competitividad”, dijo Aspiazu.

En tanto, desde el sector de los trabajadores, el dirigente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), Edwin Bedoya, indicó que para la elevación de sueldos se debe considerar que el SBU tiene que propender a alcanzar la canasta básica ($ 642,85). “El pedido que ha sido siempre de los trabajadores es que se respete la Constitución en cuanto menciona que el salario básico tiene que cubrir la canasta básica, eso es lo que hemos pedido y aspiramos se tome en cuenta”, resaltó Bedoya.

Mientras que el presidente del Conades, Javier Estupiñán, reiteró que la reunión tripartita (Gobierno, trabajadores y empleadores) para la fijación de los salarios se dará el 4 de diciembre, cuando se conocerá en primera instancia los informes que deben presentar el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el Banco Central del Ecuador (BCE), para tener los elementos de juicio para la fijación.

“La primera reunión no es para fijar los sueldos, se revisarán los indicadores que nos envía el BCE, INEC y otros generados por la misma Dirección de Análisis Salarial, para que sea el preámbulo para el proceso de negociación”, explicó.

Estupiñán agregó que la ley demanda de que una vez que se haya fijado la fecha de la primera reunión, podrán pasar 5 días para la segunda y adoptar una resolución. En caso de lograrse ese acuerdo, el ministro de Relaciones Laborales, Carlos Marx Carrasco, fijará el salario.

El Comercio

Diciembre 1ro., 2014

3 propuestas para refinanciar el Metro de Quito

La diferencia del costo referencial del Metro, con relación a las ofertas presentadas para la fase dos (túnel y paradas), tendría tres posibles salidas: la venta de bienes y acciones municipales, renegociar los costos del proyecto y pedir un nuevo aporte al Gobierno Nacional. El precio establecido por la administración municipal anterior, para implementar este sistema de transporte, ascendía a USD 1 500 millones. Pero los cuatro consorcios calificados para construir un túnel subterráneo de 22 kilómetros y 15 paradas plantearon precios que oscilan entre USD 1 587 millones y 1 949 millones. Con este panorama para construir el Metro se requerirían al menos de USD 2 005 millones, según informó Mauricio Anderson, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito. Para cubrir alrededor de USD 500 millones de diferencia, tomando en cuenta la oferta más baja de la fase dos, la actual administración tiene una propuesta. La alternativa planteada por Mauricio Rodas, alcalde de Quito, no representaría cargas financieras para la ciudad. El documento fue presentado al Gobierno Nacional para buscar una solución. Para hoy, 1 de diciembre, está previsto que Rodas y el presidente Rafael Correa aborden este tema, según informó el concejal Antonio Ricaurte (SUMA-Vive). El encuentro se daría en Carondelet, a las 11:00. Entre las posibilidades que se barajarían para construir el Metro, Ricaurte contempla recaudar USD 250 millones, por vender bienes y acciones de empresas donde tiene participación el Municipio. El resto, USD 125 millones, se lograría negociando con la empresa a la que se adjudique la construcción del túnel y paradas. Finalmente, los otros 125 millones serían un aporte adicional del Gobierno. Los bienes y acciones a los que alude Ricaurte fueron identificados por Jorge Albán, concejal de Alianza País. Él sostiene que para desarrollar esta obra, el Cabildo tendría varias opciones: vender las acciones de la Empresa Eléctrica Quito al Gobierno, negociar con el sector privado la adquisición de la Empresa Metropolitana de Rastro, poner a la venta las acciones que tiene el Municipio en la Pasteurizadora Quito. Y comercializar el terreno donde funciona la Estación de El Trole, en La Y. Otras de las opciones, según Albán, son la titularización de ingresos futuros del aeropuerto Mariscal Sucre y del Metro de Quito, la incorporación de proyectos complementarios cerca de paradas estratégicas del Metro (parqueaderos o negocios), la revalorización y cobro eficiente de los tributos. En la parte técnica se podría también hacer reconsideraciones. Édgar Jácome, exgerente de la Empresa Metro de Quito, explica que en el proceso contractual con la empresa oferente, que gane la adjudicación de la fase dos, se puede negociar. En este aspecto habría la posibilidad de asignar la construcción de las subestaciones eléctricas que requeriría el Metro y el mecanismo de recaudo del sistema integrado a empresas municipales. Para la primera opción, Jácome propone que la ejecución de estas instalaciones podría estar a cargo de la Empresa Eléctrica Quito. De lo otro se podría encargar la Empresa Metropolitana de Transporte. Con esto se ahorrarían unos USD 50 millones. Con el Metro, la capacidad de endeudamiento del Cabildo llegaría al 180%, quedaría disponible un 20%. Ante esto el concejal Sergio Garnica sugiere solicitar al Estado las utilidades que generarían las hidroeléctricas, la plusvalía por implementar el Metro, o incentivos por el buen manejo ambiental. En contexto La Comisión Técnica terminó de revisar las ofertas para la construcción de la fase dos del Metro. El 27 de noviembre el alcalde Rodas anunció que presentará al Gobierno una propuesta para financiar la diferencia del proyecto Metro de Quito.

El Expreso

Diciembre 1ro., 2014

El reciclaje de los neumáticos rueda a velocidad en el país; la meta es reencauchar en un 20 % 

El recuperar neumáticos en desuso, que es parte de un plan ambiental estatal, ha resultado un golpe de gracia para dos actividades económicas que hasta hace más de un año no eran atractivas como negocio porque no había una normativa que las promueva: son las recicladoras y los gestores de neumáticos.

El administrador de una de las tres únicas plantas recicladoras nacionales, Rubberaction, cuenta cómo le va a su industria. Fernando Prado tiene su establecimiento en Puembo, Pichincha. Inició hace un año. En los cuatro primeros meses la producción creció lentamente, pero luego revela que ha vivido una bonanza de la demanda, hasta ahora, que le exige ampliar el negocio del reciclaje.

El evento que menciona Prado va de la mano con lo que informó EXPRESO en ediciones anteriores, acerca de que a partir de este año las importadoras, comercializadoras y distribuidoras de neumáticos están obligadas a dar otro uso a las llantas que hasta hace poco eran consideradas basura. En concreto, estas empresas tendrán que reciclar, reencauchar o coprocesar un 20 %, para 2014, del total del número de llantas que inyectan al mercado ecuatoriano, según un mandato del Ministerio del Ambiente.

Otro ejemplo de desarrollo es la gestora Gadere. La empresa tiene experiencia en el manejo de residuos especiales y peligrosos (hospitalarios, industriales, etc.), pero ahora ve una oportunidad de crecer en la gestión de neumáticos. Su gerente general, Édgar Pinzón, suma números que indican que el negocio sube como la espuma, lo que lo ha llevado a tramitar la creación de su primera planta de trituración primaria de llantas, que estará lista en el primer semestre de 2015. La inversión supera los $ 1,5 millones. MER

El Universo

Diciembre 1ro., 2014

Consolidar integración es objetivo dilatado de Unasur tras una década

La Unión Suramericana de Naciones (Unasur), conformada por doce estados, relanzará el “proceso integracionista” que empuja desde hace casi una década en la región, cuando esta semana inaugure en Quito su sede permanente.

Así lo aseguró el presidente Rafael Correa, anfitrión de la cumbre que se desarrollará en el país, en cuyo marco será la apertura de un moderno complejo en la Mitad del Mundo.

Según analistas internacionales consultados por este Diario, la Unasur no concreta aún esa integración regional que motivó su creación el 8 de diciembre del 2004 (bajo otro nombre), si bien admiten avances en algunas áreas.

El experto en ciencias políticas Juan Manuel Karg opina desde Argentina que el anuncio de relanzamiento formulado por Correa “parte de reconocer que en los últimos dos años el proceso integracionista ha tenido cierto estancamiento”.

Karg apunta que los motivos fueron las muertes de Néstor Kirchner, el primer secretario de la Unasur, y de Hugo Chávez, uno de sus impulsores.

Kirchner, expresidente de Argentina, falleció en octubre del 2010, con cinco meses en el cargo; y Chávez, exmandatario de Venezuela, en marzo del 2013.

“Creo que con Ernesto Samper en la secretaría, y con una nueva sede que dé vida cotidiana a la Unasur, será posible el relanzamiento del proceso integracionista”, avizora Karg.

Samper, exjefe de Estado de Colombia, inició su gestión hace dos meses y medio.