La Cruda Realidad Financiera del IESS

Por: Econ. Guido Obando Navarrete

En los últimos meses se ha venido escuchando insistentemente sobre la severa crisis que estaría afrontando el IESS, lo cual es una cruda realidad que la habíamos venido advirtiendo, producto principalmente del grave deterioro de su situación financiera actuarial.

En mi calidad de ex funcionario del Instituto estudioso de esta temática, y hoy jubilado, me veo en la imperiosa necesidad de exponer varios criterios que estarían configurando tan nefasta situación.

Uno de los fundamentos de la Seguridad Social es el otorgamiento de prestaciones con oportunidad suficiencia y calidad para lo cual se sustenta en el Régimen Financiero de Capitalización Colectiva, y el principio rector de Solidaridad Intergeneracional. Los recursos con lo que cuenta en IESS para el cumplimiento de sus fines provienen de los aportes de trabajadores y empleadores, anteriormente con la contribución obligatoria del Estado, equivalente al 40% de las pensiones que se pagan anualmente, y al rendimiento de sus inversiones, ingresos que cubrirían el monto de sus egresos, prestaciones gastos administrativos y de funcionamiento.

En los primeros años de vigencia del sistema los ingresos superaban a los egresos en una proporción significativa dando lugar a la formación de reservas las que al ser adecuadamente invertidas servirían para financiar las prestaciones diferidas. En el transcurso del tiempo esta situación se ha revertido pues según cifras que se conocen solo en el 2017 los egresos por prestaciones de U$ 4.011 millones, superaron a los ingresos por aportes de U$ 2.139 millones en U$ 1.872 millones, para cubrir el déficit se ha tenido que tomar parte de sus reservas U$ 1.773 millones, de seguir esta tendencia las mismas se irán extinguiendo paulatinamente provocando el colapso definitivo del sistema.

A esto se añade la serie de decisiones inconsultas tomadas por las autoridades anteriores particularmente de quien ejerció la Presidencia del Consejo Directivo del IESS, entre ellas la eliminación del 40% del aporte del Estado para pensiones. La arbitraria transferencia de recursos del fondo de pensiones al de salud, para pagar obligaciones con los prestadores privados, y a su vez la pretendida eliminación de los balances del Seguro de Salud la deuda del Estado por aproximadamente U$ 2.700 millones.

Debo referirme además por ser importante a la postura del antes referido funcionario quien afirmó que el IESS se encontraba boyante y que estaba asegurada su sostenibilidad en el tiempo pues disponía de la suficiente liquidez, a mi entender confundió lo que es tener una liquidez transitoria a tener la permanente solvencia para cubrir sus obligaciones presentes y futuras.

Consecuente con todo lo expuesto, considero urgente y necesario se realicen los estudios actuariales no solo para confirmar el desequilibrio financiero sino para dimensionar su magnitud, estudios que deberían confiarse a firmas especializadas de reconocida solvencia técnica, que cuenten con el aval de Organismos Internacionales tales como la OIT, la Organización Iberoamericana de Seguridad Social OISS, etc. Sus resultados permitirán se tomen los correctivos pertinentes.

En todo lo expuesto, no me mueve otra intención que la precautelar el futuro de la Institución que nos pertenece, antes de que sea demasiado tarde, pedir la atención del señor Presidente de la República para que acoja estos planteamientos de quienes estamos aspirando, de buena fe, al éxito de su Gobierno, y respaldando su política social en beneficio de las mayorías ecuatorianas.

Finalmente, confío como muchos ecuatorianos en que es hora ya del rescate definitivo de la Patria y que se aleje la nefasta experiencia de la mal llamada década ganada, claro está ganada por el autoritarismo y la corrupción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra Sede:

Calle Iñaquito N 35 37 y Juan Pablo Sanz
Telfs.: 2455 200 / 2457 466
ecocol@uio.satnet.net

Síganos en Facebook:

 

Desarrollo y Diseño por:
Mentha Marketing Digital