Ecuador, Perspectivas para el 2018

Econ. Eduardo Santos Alvite, Centro de Investigaciones Económicas Colegio de Economistas de Pichincha. 

El año se inicia en un claro oscuro de luces y sombras. Se ha reactivado la economía tenuemente con un crecimiento estimado entre el 1.7% y el 2% en el 2017 y se espera que alcance el 2.5% en el 2018. A este crecimiento se han sumado el repunte de los precios del petróleo en una franja de entre 50 y 60 USD dólares el barril; además, de perspectivas favorables para los otros productos estrellas del país como el banano, el camarón, el turismo, entre otros, a lo que ha contribuido el acuerdo suscrito con la Unión Europea, el crecimiento del primer socio comercial los Estados Unidos con el que mantenemos un saldo favorable y el mantenimiento del crecimiento de China entre el 6 y el 8%, país cada vez más presente en el Ecuador.

Por otro lado en el análisis comparado Ecuador ha mantenido la estabilidad macroeconómica en dolarización, con una tasa muy baja de inflación que es el impuesto más regresivo. Así mismo por ventura se ha mantenido una política pública que favorece a los más desfavorecidos y a la clase media lo que ha inaugurado una política de redistribución del ingreso que se mantiene.

Uno de los hechos de mayor significación constituye la Consulta Popular, que no solo oxigena democracia sino que permite llegar a un Estado de derecho y de separación de poderes que va a impulsar lo institucional

Desde lo negativo hay un clima de confrontación que ha determinado la fractura de Alianza País y una disputa por demás visible entre el caudillo Rafael Correa y el Presidente Constitucional Lenin Moreno; paralelamente, se ha puesto en perspectiva una lucha contra la corrupción que se ha centrado en el juicio político y destitución del vicepresidente Jorge Glas, lo que ha oscurecido los otros procesos en marcha, que se deben impulsar de manera singular, como la auditoria de los grandes proyectos de infraestructura y  petróleo, que puedan ser juzgados de manera ejemplar, para cambiar el rumbo de la corrupción que tanto mal ha hecho a América Latina y al Ecuador en particular.

Se torna urgente una auditoria de la deuda externa y una renegociación que permita superar la deuda por demás onerosa y con compromisos que lesionan la perspectiva del principal producto de exportación el petróleo.

Hay que impulsar con pragmatismo una relación con la primera potencia mundial los Estados Unidos, país estratégico para nuestros intereses económicos y políticos, independientemente de mantener la soberanía. Promisorio y ya con resultados es el acuerdo con la Unión Europea. Si bien hay un posicionamiento cada vez más visible en nuestro destino de China, Japón y Corea del Sur, existe un déficit enorme en cuento a la presencia de Ecuador en esos países; así mismo Ecuador que pertenece a la Cuenca del Pacífico, la de mayor porvenir, siempre ha estado obsesionado por la cuenca del Atlántico, tendencia que hay que cambiar.

Se requiere dar impulso a la inversión extranjera directa por su contenido científico y tecnológico sin menoscabo de mantener la soberanía y acudir a los organismos internacionales, en particular el Banco Mundial y el BID, para obtener créditos convenientes y más baratos para impulsar los proyectos de desarrollo en los que también ha tenido un papel importante la Corporación Andina de Fomento CAF. Sería interesante propender a la creación de una moneda en Sudamérica como el Sucre. Más allá de las ideologías se debería reexaminar la pertenencia del Ecuador al ALBA donde se reditan viejas reminiscencias del comunismo todavía presentes en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Importante también es reexaminar nuestros vínculos con el país más grande e importante de Sudamérica Brasil, bajo pautas de que Ecuador es en la región el que menos vínculos tiene con el gigante, con el que en un pasado distante tenía fronteras. Sin embargo, Brasil fue el protagonista en el tratado de Rio de Janeiro y en la paz de Itamaraty. Urgente es revivir el Grupo Andino con una activa presencia de su fundador Chile, que en la actualidad agoniza por la carencia del horizonte supranacional, al mismo tiempo de impulsar la creación de la Federación de Estados de Sudamérica por medio de UNASUR con sede en Quito.

Nuestra Sede:

Calle Iñaquito N 35 37 y Juan Pablo Sanz
Telfs.: 2455 200 / 2457 466
ecocol@uio.satnet.net

Síganos en Facebook:

 

Desarrollo y Diseño por:
Mentha Marketing Digital